La procuradora del Condado de Kern, Lisa Green, anunció esta semana que su oficina no volverá a mandar a Vicente Benavides a proceso por la muerte de la niña Consuelo Verdugo, quien murió en 1991.  La opinión de la Suprema Corte de Justicia de California junto con la evidencia restante, claramente indican que no existe ninguna teoría de que vuelva a procesar el homicidio a primer grado.

       Después de una cautelosa revisión y análisis de la opinión de Suprema Corte de Justicia, la procuradora concluyó que volver a procesar al Sr. Benavidez bajo el cargo de homicidio en el segundo grado sería sumamente difícil, y si no imposible. El cambio de opinión de la mayoría del personal médico que estaba envuelto en el caso realmente cambiaría el testimonio durante el nuevo proceso sobre el abuso físico que sufrió la víctima. Por eso, los estándares profesionales y éticos requieren que se niegue el reproceso de este caso que, cuando hubo una revisión objetiva de los factores, todavía hay evidencia insuficiente para establecer la culpabilidad más allá de lo razonable.

       Aparte de la dificultad de volver a procesar el homicidio de 1991, la procuradora dijo que el único grado de homicidio que se podría procesar, es el de segundo grado. La sentencia máxima para el cargo de homicidio al segundo grado es de 15 años a cadena perpetua. Benavides es un hombre de 68 años que ha servido una condena de 27 años en prisión. Si originalmente se hubiese procesado a Benavides bajo el cargo de homicidio al segundo grado, el hubiera sido elegible para libertad condicional después de haber servido 15 años de su condena. La pregunta de que si hubiese obtenido la libertad condicional es otra cosa. Sin embargo, bajo las reglas de libertad condicional para reos en su tercera edad del 2015, deja que un reo que llega a su tercera edad o a los 60 años a ser considerado para su libertad temprana solamente por su edad, la cual incrementa la posibilidad de que un reo de edad avanzada sea dejado en libertad.

      Revisando las guías utilizadas por el comité de libertad condicional, se tomaría en cuenta su record disciplinario durante custodia, su edad, y el número de años en custodia. La procuradora Green concluyó que si se volviera a procesar y se encontrase culpable de homicidio al segundo grado, Benavides vendría siendo inmediatamente elegible para libertad condicional y claramente dejado en libertad.

     Por lo tanto, la procuraduría del Condado de Kern, no volverá a procesar a Vicente Benavides. El será puesto en libertad una vez que regresa al Condado de Kern.

      Una sesión de corte se ha programado para Vicente Benavides para el lunes, 23 de abril a las 8:30 am en el Departamento 1.  Benavides no estará presente.

      

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *