WASHINGTON, 4 de junio de 2018 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ —  La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) está recordando a los padres que siempre deben crear un entorno para dormir que sea seguro para los bebés en una cuna, un moisés, un corral, una camita inclinada o cualquier producto para dormir a un bebé inclinado.

The U.S. Consumer Product Safety Commission is an independent federal agency created by Congress in 1973 and charged with protecting the American public from unreasonable risks of serious injury or death from more than 15,000 types of consumer products under the agency’s jurisdiction. To report a dangerous product or a product-related injury, call the CPSC hotline at 1-800-638-2772, or visit http://www.saferproducts.gov. Further recall information is available at http://www.cpsc.gov.

En particular, la CPSC está advirtiendo a los consumidores que estén conscientes de los peligros cuando los bebés no están sujetos en productos para dormir inclinados.

Los productos para dormir inclinados son productos tipo moisés con un respaldo inclinado para elevar la cabeza y el torso del bebé. Hay muchos estilos distintos de productos inclinados para dormir bebés y recién nacidos. Pueden ser productos para dormir inclinados con armazón, semi-rígidos y compactos.

La CPSC tiene conocimiento de muertes de bebés vinculadas con productos inclinados para dormir. Los bebés han muerto al voltearse en estos productos para dormir.

La CPSC, por lo tanto, exhorta a los consumidores: siempre use sujetadores y deje de usar estos productos en cuanto el bebé sea capaz de rodar sobre sí mismo.

Los padres pueden sorprenderse y quizá no se enteren del momento exacto en que su bebé ruede sobre sí mismo por primera vez. Por lo tanto, siempre use el sujetador y ajústelo para que quede ceñido y mantenga la cara del bebé hacia arriba, de manera que pueda respirar bien cuando se coloca en una camita inclinada o cualquier producto para dormir al bebé inclinado.

La CPSC exhorta a los consumidores a siempre aplicar prácticas para dormir con seguridad, y a seguir las instrucciones del fabricante al usar estos productos para dormir.

Las personas que cuiden a bebés deben seguir las sencillas medidas de seguridad a continuación cada vez que acuestan al bebé a dormir:    

Sin mucho es mejor: no añada mantas, almohadas u otros artículos al lugar donde duerme el bebé.

Dormir boca arriba: siempre ponga al bebé a dormir boca arriba.

Visite www.SeguridadConsumidor.gov para verificar si su cuna, moisés, corral o cunita inclinada ha sido retirada del mercado.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.