BAKERSFIELD, CA – Diecisiete años han pasado desde el trágico evento que reverberó a los Estados Unidos y al mundo, cuando dos aviones de pasajeros fueron secuestrados por terroristas y fueron a estrellarse  en contra de las torres gemelas del World Trade Center en la ciudad de Nueva York,  otros dos aeroplanos más, se impactaron en contra del Pentágono y otro que iba rumbo a Washington DC  donde los pasajeros se subordinaron en contra de los terroristas fue a impactarse en contra del un campo abierto en Pennsylvania.  El total de almas perdidas este día fue de 2,996 no agregando a los 19 terroristas.

      En este evento murieron 343 bomberos y 72 policías.

       Por eso, la escuela preparatoria de Bakersfield (BHS siglas en inglés) desde el primer aniversario de esta catástrofe ha tomado el tiempo cada 11 de septiembre para honrar a los militares caídos y civiles de este horrífico evento. Cada año el Grupo Paramilitar (JROTC) que representa la Fuerza Aérea Americana, bajo el comando del Mayor Kris Fink y el Sargento Mayor Robert Hall, han celebrado este evento con todo el grupo de cadetes, facultad y personal…y este año fue algo inesperado.

     Al empezar como siempre, cada grupo de cadetes se forma a las 0715 de la mañana enfrente de la asta bandera y de la administración en silencio, suena la campana de clases y la voz del director menciona que una vez que se obtenga la asistencia, las clases salir y participar en este evento. Suenan las campanas otra vez, y salón tras salón sale de las aulas, se oye el murmullo de los chicos hablando; de pronto, se oye de nuevo la voz del director pidiendo silencio, no se oye nada… silencio absoluto mientras empieza a marchar la escolta de las banderas, colocan la bandera americana que tradicionalmente se sube hasta la mitad de la asta, se oye el himno nacional cantado por miembros del coro de la escuela. Al terminar, se oye la voz del señor director dando su oratoria sobre los eventos que tomaron lugar este día.

     En manera tradicional militar, dos cadetes, la terrateniente Nancy Aguilar y la Sargento Mayor Senior Shelby Skaggs, escoltaron una rosca de flores que fue puesta al lado del hasta bandera y enfrente del edificio administrativo de la escuela.  Cuidando la rosca y tomando turnos fueron un grupo de cadetes que se mantuvieron en posición de descanso durante varias horas del día. Durante la ceremonia, el director de la escuela, David Reese, comentó por medio del alta voz, que debemos recordar los sacrificios que se han hecho por medio de las fuerzas armadas para mantener nuestra libertad. El director Reese comentó que desde ese día cinco (5) ex alumnos de la preparatoria han perdido la vida en el servicio militar en operaciones en contra del terrorismo en el medio oriente.

    Para un cierre con broche de oro, un trompetista tocó la marcha de TAPS dejando a todos en silencio rumbo a sus clases.

    Aunque dignatarios pueden asistir a este programa, solamente encontramos al asambleísta Vince Fong presente, quien dijo que le encantó la ceremonia que presentaron estos jóvenes.

     Al mismo tiempo, la ciudad de Bakersfield celebró este evento enfrente del memorial del 11 de septiembre que está ubicado en el 1315 Buena Vistar Rd, en medio de las estaciones de bomberos y de policía, donde una barra de hierro que perteneció a uno de los edificios caídos, fue donado a la ciudad el año pasado.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *