Las detenciones de familias inmigrantes en la frontera con México se dispararon un 290% entre octubre y enero pasados con respecto a los mismos meses entre 2017 y 2018, dijeron las autoridades del país, que advirtieron de un “gran volumen” de grupos y menores sin acompañante adulto.

“Las detenciones de unidades familiares por parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza en lo que va del año fiscal (2019) han aumentado un 290%”, señaló un comunicado difundido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

La nota puntualiza que el número de familias detenidas alcanzó un total de 99.901 entre octubre y enero pasados -los primeros tres meses del año fiscal 2019-, frente a las 25.625 del mismo período del año fiscal 2018.

Además, las aprehensiones de menores que llegaron a la frontera sin acompañante crecieron en el mismo periodo, desde 14.390 en los primeros tres meses del año fiscal 2018 a 20.123 casos en lo que lleva de año fiscal 2019, lo que supone un ascenso del 39,84%, según las cifras oficiales.

La información detalla que grandes grupos de 100 o más personas, muchas de las cuales son familias procedentes de Centroamérica, cruzan ilegalmente la frontera por zonas remotas.

En lo que va del año, los agentes de la Patrulla Fronteriza han capturado 58 grupos grandes de inmigrantes frente a los 13 que fueron prendidos durante el mismo periodo del año fiscal 2018.

 “Las unidades familiares y los niños sin acompañantes procedentes de Centroamérica están cruzando ilegalmente la frontera en mayor número y en grupos más grandes que nunca”, afirmó en el jefe de Operaciones de la Patrulla Fronteriza, Brian Hastings.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *