El Departamento de Policía de Bakersfield condujo un operativo el pasado sábado, 23 de febrero en la cuadra número 1000 de la Calloway Drive con el propósito de reducir la cantidad de personas que conducen bajo estado de ebriedad o bajo sustancias ilícitas.

      Un total de 1470 vehículos fueron revisados por oficiales esa noche, como resultado, cinco personas fueron detenidas para evaluar a profundidad su nivel de ebriedad.

     De los cinco detenidos, oficiales arrestaron a una persona bajo cargos de conducir un vehículo motorizado bajo estado de ebriedad, lo cual trajo a luz que esta persona había sido previamente arrestada por el mismo cargo. Aparte de esta personas, 11 personas adicionales fueron citadas por manejar sin licencia y por manejar con la licencia suspendida.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.