Vestir la camiseta de América no es cosa sencilla. Muchos jugadores con gran cartel han llegado a Coapa con grandes expectativas, pero al final, la presión y el entorno que envuelven al azulcrema termina por hacer que no trascienden y pasen sin pena ni gloria.

Sin embargo, hay un selecto grupo de jugadores que parecen estar hechos a la medida de las Águilas. Figuras que, con su talento y personalidad, consiguen dejar huella y grabar su nombre para la posteridad en la historia de la institución.

Hoy, el Nido tiene un nuevo héroe, uno que en lugar de capa lleva guantes y el número uno en el dorsal. Se trata de Agustín Marchesín, quien tuvo una presentación inolvidable en el Campeón de Campeones al atajar tres disparos en la tanda de penaltis y anotar el definitivo durante la muerte súbita.

“En los penaltis es como que depende solamente de lo que pasa con el arquero. Si no ataja una, se juega todo en contra. Estuvo difícil porque Nahuel (Guzmán) también paró. La suerte estuvo de nuestro lado, los penaltis también son suerte y pudimos ganar”, expresó el “Titán”.

El fin de semana resultó redondo para Marche. Y es que un día antes del partido, fue reconocido como el mejor arquero de la Liga dentro de la gala de los Balones de Oro. La nominación se la ganó justamente al “Patón” Guzmán, a quien también vencería en el mano a mano de cancerberos desde los once pasos para reafirmar su estatus de guardameta top del balompié nacional.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *