A tempranas horas del pasado 4 de septiembre se movilizaron elementos del Departamento de Policía de Bakersfield a él VIP Lounge, ubicado en él 5460 de la Avenida California para checar él bienestar de una mujer en él estacionamiento.

        La investigación reveló qué la mujer era víctima de un incidente de abuso domestico, identificando al agresor cómo uno de su propio elemento del BPD, Evan Demesthias, subjefe del Departamento de Policía de Bakersfield.

        Él mismo día, detectives obtuvieron una orden de aprehensión en contra de Demesthias por violación a la sección 273(a) Asalto Domestico – Delito Mayor. Demesthias se entrego ante las autoridades de la cárcel de Taft donde fue ingresado y puesto a disposición de la Autoridad Judicial de está institución. No se dio a conocer porque Demesthias se entrego en la ciudad de Taft.

         Él subjefe Demesthias fue puesto bajo licencia administrativa pendiente los resultados de la investigación criminal y administrativa. “Nosotros tomamos todos los casos de violencia domestica muy en serio”, dijo él jefe de policía Lyle Martin. “Él Departamento de Policía de Bakersfield conducirá una investigación completa y comprensiva sobre está materia. Nadie está sobre la ley”.

          En la mañana del jueves siguiente, el jefe de policía, Lyle Martin se confrontó ante los medios indicando la posición del departamento en esta dolorosa situación.

  Martin apareció ante los medios viéndose cansado y no creyendo lo que había sucedido; agregando que no ha hablado con el acusado personalmente dado a que seria un conflicto de interés.

“Ayer nos despedimos de un amigo y hoy lo estamos investigando”, dijo Martin. Una indicación de que Demesthias no regresara a ser miembro del BPD.

       “Debemos de mantenernos responsables, no importando el rango o posición” dijo Lyle Martin durante su conferencia de prensa. Martin agregó que ellos continuarán con la investigación criminal y administrativa sobre los hechos que trascurrieron el miércoles por la noche, y que la investigación ha probado con suficiente evidencia para arrestar al subjefe Demesthias.

        Todavía no se sabe si esto significa el final de la carrera para el subjefe, ya que no se saben los resultados de la investigación administrativa y criminal todavía. Pero el castigo puede ser desde consejería verbal hasta su despido, dependiendo de los resultados de la investigación administrativa.  Martin agregó que no sabe si el subjefe tenga que servir una condena en prisión, pero dado a que fue arrestado por un delito mayor, que incluye tiempo en prisión existe esta posibilidad.

      Martin agregó que el departamento esta ahí para proteger al público y que cuando una situación como esta surge, causa penas y desconfío, aparte de que baja la moral del departamento.  El jefe agregó, que él tiene fe de que el departamento mejorará, aparte de haber comentado a los miembros de este departamento que él (el jefe Martin) se encuentra orgulloso de su profesionalismo y su actitud durante la investigación de este caso; y agregó que no existe ningún conflicto de interés.

        “Continuaremos buscando esos valores, compasión, responsabilidad y profesionalismo” terminó Martin.

   Cualquier persona que tenga información relevante a este caso se le pide comunicarse con el detective Pete Beagley al 661-326-3514.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.