Cynthia Zimmer, procuradora del Condado de Kern anunció esta semana la convicción de dos pandilleros que están siendo acusados de homicidio en primer grado.

    El pasado 18 de septiembre, un jurado integrado por ciudadanos del Condado de Kern, vincularon a Víctor Núñez y a Fernando Rojas del delito de homicidio en primer grado con circunstancias especiales, junto con cargos adicionales de armas de fuego y pandillismo. Ambos imputados son miembros de la pandilla Varrio Chicos de Lamont.  El caso fue procurado por el subprocurador Richard Choi bajo el caso BF171239 A/B.

    Los hechos sucedieron en 3 de febrero del 2018 cuando elementos de la comisaria escucharan varios disparos en el área de la Avenida Union Sur y la Fairview Road Oriente. Elementos fueron movilizados a esta área donde encontraron a Brandon Ellington, 26 sufriendo de una herida de bala en su pecho. Los hechos sucedieron en el estacionamiento del mercado Union market junto con casquillos de bala de 9 mm.

     Una investigación preliminar reveló que el señor Ellington fue asaltado cerca del casino por un individuo desconocido y fue perseguido por un grupo en el cual se incluían a los imputados.  Después de que la víctima se escapó del grupo, Rojas corrió hacia su BMW de color plateado y Núñez se metió al carro y persiguieron a Ellington.  Rojas detuvo el carro y lo estacionó cerca de la víctima, dejando que Núñez se bajara del carro y empezara a perseguir a la víctima mientras le disparaba cinco veces. Después de hacer los disparos, Núñez corrió hacia el vehículo de Rojas y los dos huyeron de la escena.

    Seis días después, el 9 de febrero, elementos de la comisaria encontraron a Rojas en el mismo casino junto a su BMW que fue utilizado la misma noche del homicidio.  Un poco más tarde, Núñez fue detenido en posesión de una escuadra semi-automática de calibre 9mm. El Laboratorio Regional Forense de Kern comprobó que el arma de fuego encontrada en posesión de Núñez era la misma pistola utilizada durante el homicidio de la víctima.

      Ambos imputados, siendo convictos de estos hechos se enfrentan a ser sentenciados el 15 de octubre del 2019 en la Suprema Corte de Justicia del Condado de Kern donde se enfrentan a una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.