(Traducido del inglés. Este artículo fue publicado originalmente en la edición de diciembre de 2019 de Kern County Family Magazine.)

La historia de la Navidad que aparece en el Evangelio Según San Lucas nos muestra cómo un censo puede alterar el curso de los acontecimientos mundiales.

“En aquellos días, César Augusto emitió un decreto de que se debía hacer un censo … Y todos fueron a su propia ciudad para registrarse … José también subió de la ciudad de Nazaret … a Belén … porque pertenecía a la casa y la línea de David. Fue … con María, quien le estaba prometida y esperaba un hijo … y ella dio a luz a su primogénito”.

Y el resto es historia.

En los Estados Unidos, también tenemos un mandato de nuestra Constitución para contar a cada persona una vez cada 10 años.

Afortunadamente, la realización de los censos ha mejorado dramáticamente desde los días de María y José. Esto debe alegrarnos por varias razones, especialmente porque tenemos un censo que se nos avecina en abril del año próximo.

En primer lugar, uno no tiene que ir a ninguna parte para participar en el censo: solo necesita contestar un formulario contando a todos en su hogar. La Oficina del Censo de EE. UU. Se jacta de lo fácil que es esto: 10 preguntas en 10 minutos. Y, a partir de 2020, el cuestionario se puede completar en papel, en línea o por teléfono. ¡Sin tener que viajar en burro durante el embarazo para ser contada(o)! Los recordatorios del censo se enviarán por correo a domicilio el próximo mes de marzo.

En segundo lugar, para aquellos que necesitan ayuda para completar el censo en un idioma que no sea el inglés, la Oficina del Censo proporciona los formularios o asistencia en docenas de idiomas.

Tercero, mientras que el censo de la Biblia estaba basado en el linaje y la información personal, como vemos en el caso de José y María, el Censo de los Estados Unidos es completamente confidencial. La ley no permite que la Oficina del Censo divulgue públicamente sus respuestas de cualquier manera que pueda identificarlo. La información solo se puede usar para producir estadísticas y no se compartirá con otras agencias gubernamentales.

Cuarto, en el condado de Kern tenemos un gran recurso local llamado el Comité de la Cuenta Completa de Kern (en inglés, Kern Complete Count Committee, o KCCC). Esta colaboración de líderes comunitarios que representan organizaciones sin fines de lucro, organizaciones religiosas, representantes de gobierno locales, medios de comunicación y otros líderes interesados, labora para asegurarse de que todos en Kern sean contados con precisión. ¿Por qué? Porque perdemos alrededor de $2,000 en fondos federales por persona, por año, durante 10 años, por cada uno que no se cuenta. Y también perdemos representación importante en el gobierno.

Nuestra comunidad escuchará mucho más del KCCC en los próximos meses, especialmente con respecto a las poblaciones difíciles de contar (en inglés, hard-to-count communities, o HTC). Los lectores de esta publicación (Kern County Family Magazine) deben tener en cuenta que un grupo importante de HTC son los niños menores de 5 años. A menudo, los adultos no toman en cuenta a los pequeños en el censo porque están recién nacidos, viven en hogares grandes o divididos, viven con familiares en vez de con sus padres, o por otras razones complejas. ¡Pero todos se tienen que contar!

Haga lo que hizo María en la Biblia y guarde todas estas cosas y medítelas en su corazón. Asegúrese de que todos en su hogar se cuenten en el censo del próximo año, incluidos todos los niños. Ese pequeño que vive con usted podría convertirse en un líder de cambio mundial en el futuro.

Para obtener más información, visite kerncounts.org.

Louis Medina es el Director de Impacto en la Comunidad de Kern Community Foundation, una agencia miembro del Comité Kern Complete Count.

 

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *