Los Ángeles, 8 ene (EFE News).- El gobernador de California, Gavin Newsom, firmó este miércoles una orden ejecutiva que busca crear un fondo de 750 millones de dólares para enfrentar el grave problema de la indigencia en el estado, y pidió además soluciones rápidas para las personas que viven en la calle.

   Newsom también anunció un plan que permitirá establecer temporalmente refugios y campamentos en terrenos estatales, tanto para vivienda de los desamparados como para servicios de atención.

   La orden ejecutiva 23-20 requiere que las agencias estatales identifiquen “a más tardar el 28 de febrero de 2020” algunas de las propiedades y lotes públicos baldíos que puedan servir a los gobiernos locales o a las organizaciones no lucrativas para ofrecer albergue a los desamparados.

   “Los californianos están exigiendo que todos los niveles del gobierno -federal, estatal y local- hagan más para sacar a la gente de (vivir en) la calle y llevarla a los servicios, ya sea vivienda de emergencia, servicios de salud mental, tratamiento por abuso de sustancias o todas las anteriores”, dijo hoy el gobernador demócrata.

   El nuevo Fondo de California para el Acceso a la Vivienda y los Servicios. que debe ser aprobado por los legisladores, busca también ayudar con el pago de alquileres a personas en riesgo de quedar sin techo.

   “La indigencia en California no está confinada a los corredores urbanos, sino que está presente en comunidades urbanas, suburbanas tribales y rurales a todo lo largo del estado”, asegura la orden.

   La medida pide disponer de 100 carpas con estructura modular y tráilers para asignarlas a ciudades y condados que cumplan determinados requisitos.

   Estas carpas y los tráilers serán utilizados tanto para dar albergue a los indigentes como para prestar servicios sociales y de salud a estas personas.

   Newsom rubricó la orden dos días antes de la fecha establecida para presentar su segunda propuesta anual de presupuesto ante la legislatura estatal.

   La grave crisis de las personas que viven en las calles que enfrenta el Estado Dorado en muchas de sus ciudades ha sido objeto de críticas, tanto para Newsom como para otros líderes demócratas, por parte del presidente Donald Trump.

   Adicionalmente, el gobernador anunció una “transformación de Medi-Cal” -el servicio de salud subsidiado por el estado- con una inyección de 695 millones de dólares, en un esfuerzo para “impulsar el cuidado de salud preventiva” y reducir los costos de los servicios sanitarios subsidiados.

   Al firmar las medidas, Newsom aseguró que su administración medirá el éxito de los gobiernos locales en sacar a las personas de las calles como un requerimiento para recibir más asistencia estatal. EFE News

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *