La compañía que opera la Institución Correccional Taft dice que no ha recibido noticias del Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre su plan para la instalación, y  ha tomado medidas para despedir trabajadores el 31 de marzo.

   El Departamento de Justicia había anunciado previamente que llevaría a cabo un estudio de viabilidad para determinar si la prisión podía permanecer abierta. Con el contrato del departamento listo para expirar con Management and Training Corporation el 31 de marzo, la compañía presentó un aviso de la Ley WARN con los líderes locales esta semana.

   El congresista Kevin McCarthy visitó las instalaciones en noviembre del año pasado. McCarthy apareció en una conferencia de prensa fuera de la prisión con el alcalde de Taft Dave Noerr y dijo después que no ve ninguna razón por la que el gobierno federal debería seguir adelante con los planes para cerrar la instalación.

   McCarthy pidió al DoJ que reconsiderara el cierre en noviembre y el Departamento de Justicia respondió diciendo que examinaría más de cerca si las reparaciones necesarias podrían hacerse mientras la instalación permanece abierta.

   El aviso dice que 332 empleados podrían ser despedidos si la instalación se cierra.

   “Dada la sólida trayectoria de MTC en el funcionamiento de la instalación, seguimos esperando la oportunidad de seguir prestando servicios en las instalaciones de Taft”, escribió un portavoz de MTC en un correo electrónico. “Mientras tanto, estamos obligados por la ley estatal a notificar a nuestro personal del cierre/layoffs pendientes con 60 días de anticipación, razón por la cual los avisos fueron enviados a nuestros empleados recientemente.”

La Oficina de Prisiones determinó en octubre que se necesitaban 100 millones de dólares en mejoras a las instalaciones, lo que obligaría al cierre de la institución el 31 de enero. Esta fecha límite ya paso.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *