El gobierno del presidente Donald Trump anunció el pasado martes que suspenderá las leyes federales de contratación para acelerar la construcción del muro en la frontera de Estados Unidos con México.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo que la suspensión de las normas de adquisición de materiales permitirá acelerar la construcción de 283 kilómetros de muro en California, Arizona, Nuevo México y Texas.

Las 10 leyes suspendidas incluyen los requisitos de permitir la competencia abierta, justificar las selecciones y recibir las garantías de un contratista antes de iniciar las obras.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, apela a una ley de 2005 que lo autoriza a suspender las leyes de construcción de barreras fronterizas.

Los secretarios bajo la presidencia de Trump han decretado 15 suspensiones y el expresidente George W. Bush decretó cinco, pero ésta es la primera vez que se aplican a las normas de contratación. Todas las anteriores suspendieron normas de impacto ambiental.

El gobierno de Trump dijo que espera que las suspensiones permitirán construir 150 kilómetros de muro este año, con lo que se acercan a los 720 kilómetros prometidos por el presidente desde que llegó a la Casa Blanca, una de sus principales prioridades en política interna.

“Bajo la conducción del presidente, estamos construyendo más muro, más rápidamente que nunca”, dijo el departamento en un comunicado.

Se estima que la medida suscitará críticas de que el gobierno abusa de su autoridad, pero hasta ahora las demandas legales han fracasado

En 2018, un juez federal de San Diego rechazó los argumentos de California y grupos ambientalistas de que los poderes del secretario deberían tener una fecha de vencimiento. Un tribunal de apelaciones ratificó el fallo el año pasado.

      Leave a comment

      Your email address will not be published.