A medida que el COVID-19 continua su amenaza en los EE. UU., en el sur de California cada vez es más difícil para la industria médica de obtener el equipo de protección adecuado, lo cual hace aún más difícil el tratamiento de las personas afectadas por dicho virus.  Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos, la lucha contra el Coronavirus utilizará un total de 3.500 máscaras quirúrgicas solamente en los Estados Unidos.  Y dado al caso de que la escases de mascarillas es prevalente en este momento, algunas organizaciones están interviniendo para tratar de solucionar este problema.

     A través de su brazo filantrópico Panda Cares, junto con la donación de sus cofundadores y de los copresidentes ejecutivos Andrew y Peggy Cherng, Panda Express ha creado el Fondo de Atención Comunitaria COVID -19 (COVID-19 COMMUNITY CARE FUND en inglés) para ayudar a comprar y proporcionar el equipo de protección personal a las instituciones médicas que las necesiten.  Para comenzar, se donarán artículos valorizados en 2 millones de dólares (guantes y más de 23,000 máscaras) a tres hospitales de Los Angeles. Estos siendo el Hospital Metodista del Sur de California, el Centro Médico City of Hope en Duarte y al Hospital Huntington, para la protección de sus pacientes y personal médico.

      Para continuar sus esfuerzos, Panda Express está asignando todas las donaciones obtenidas a su nuevo fondo de ayuda en contra del COVID-19. Todas las donaciones que se hagan durante las próximas cuatro semanas al pedir comida para llevar o por pedidos en línea, se destinaran a la compra de mascarillas, protectores faciales y batas, y para continuar la ayuda en hospitales en áreas realmente afectadas por esta enfermedad. Este esfuerzo recalca el compromiso permanente de Panda Express tiene para apoyar a la salud de las comunidades donde sirven.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *