El aporte financiará proyectos de reducción de combustible en seis bosques

nacionales de California

 

SAN FRANCISCO, Calif. — Como parte de sus continuos esfuerzos para seguir mitigando los riesgos de incendios forestales en todo el norte y centro de California, la compañía Pacific Gas and Electric (PG&E) ha donado casi 5 millones de dólares al Servicio Forestal de los Estados Unidos, en la región del sudoeste del Pacífico, para financiar proyectos de reducción del uso de combustible y compra de equipos que se utilizarán en seis bosques nacionales ubicados en todo el estado.

El Servicio Forestal de los Estados Unidos planea utilizar los fondos para proyectos de reducción de combustible en un área de 5,870 acres a través de los diversos bosques. Los proyectos incluirán la quema de pilas prescritas o controlada, raleo mecánico (regulación de la carga de árboles) y la eliminación de biomasa para el acolchado (mulching).

Además, los fondos permitirán al Servicio Forestal comprar nuevos equipos de reducción de combustible como sierras mecánicas, cabezales de trituración, maquinaria de agarre o enganche, astilladoras y remolques, lo que permitirá más trabajo interno y tiempos de reacción más rápidos para completar el trabajo necesario.

El programa financiará y facilitará la realización de los estudios requeridos por la Ley Nacional de Políticas Públicas (NEPA, por sus siglas inglés) y la documentación necesaria para tratar los bosques con actividades de reducción de combustible.

“PG&E” se centra en la seguridad pública y en encontrar formas adicionales de reducir los riesgos de incendios forestales. Será necesario que todos nosotros -líderes comunitarios, socorristas o equipos de respuesta inmediata, agencias federales, líderes estatales y compañías de energía- trabajemos juntos para proporcionar a los clientes y a las comunidades la energía más segura posible, considerando los cambios extremos del medio ambiente en California. Nuestro apoyo al Servicio Forestal es un ejemplo de cómo las asociaciones nos benefician a todos”, expresó Debbie Powell, vicepresidenta de Gestión de Riesgos de Activos y del Programa de Seguridad Comunitario de Incendios Forestales de PG&E.

California se enfrenta a una creciente amenaza de catastróficos incendios forestales, clima severo y temperaturas más altas, y recientes evaluaciones climáticas estatales y federales advierten que la amenaza no hace más que aumentar. En 2012, sólo el 15 por ciento del área de servicio de PG&E fue designada por la Comisión de Servicios Públicos de California como de alto riesgo de incendio forestal. Hoy en día, es más del 50 por ciento.

“Agradecemos la generosa contribución de PG&E en los esfuerzos de reducción de combustible del Servicio Forestal de los Estados Unidos”, dijo Brian Rhodes, subdirector de Gestión de Incendios y Aviación para la región del sudoeste del Pacífico del Servicio Forestal de los Estados Unidos. “Seis bosques nacionales ubicados dentro del área de servicio de PG&E, desde Six Rivers en el norte hasta Sequoia en la Sierra Nevada, serán menos propensos a los incendios forestales gracias a este trabajo y a los equipos”.

Otros bosques nacionales que forman parte de este esfuerzo son: Shasta, Plumas, Stanislaus y Los Padres.

 

Financiamiento del Programa de Reducción del Servicio Forestal Nacional 2020

 

           

 Bosque Nacional Los Padres

$1,681,000

 Bosque Nacional Plumas

$1,250,000

 Bosque Nacional Shasta

$167,000

 Bosque Nacional Sequoia

$433,500

 Bosque Nacional Six Rivers

$850,000

 Bosque Nacional Stanislaus

$603,000

 

El Programa de Seguridad Comunitario contra Incendios Forestales de PG&E, incluye capacidades de monitoreo e inteligencia en tiempo real, nuevas y mejoradas medidas de seguridad y el reforzamiento de nuestro sistema eléctrico. Algunos ejemplos incluyen la expansión de la red de estaciones meteorológicas y cámaras de alta definición en áreas de alto riesgo de incendios, la ejecución de mejoras en los trabajos de manejo de la vegetación para mantener los árboles alejados de las líneas eléctricas y las instalaciones de líneas eléctricas cubiertas, así como postes de servicios públicos más resistentes. Para más información, visite www.pge.com/wildfiresafety.

Múltiples factores son los que contribuyen, tanto en el riesgo de incendios forestales como en la extensión de estos, en toda el área de servicio de PG&E. Los prolongados períodos de altas temperaturas, sequía extrema, hierba o materia seca y los récords de vientos, combinados con una gran mortalidad de árboles, tras una sequía histórica de cinco años, aumentan el número de incendios forestales y los hacen más peligrosos

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *