Los Ángeles, 18 may (EFE News).- El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció este lunes un cambio en los estándares de contención del brote de coronavirus en el estado, lo que permitirá a muchos condados avanzar más rápido en la reapertura, justo cuando los casos positivos sobrepasaron los 80.000.

   El demócrata estimó que 53 de 58 condados podrían cumplir con los nuevos criterios.

   Incluso el gobernador sugirió que si los datos de menor propagación de la enfermedad se cumplen, y el número de decesos se reduce, las compras en persona en los almacenes y eventos deportivos sin espectadores se podrán reanudar tan pronto como la primera semana de junio. Los salones de belleza también podrían reabrir a nivel estatal a principios del próximo mes, explicó.

   El anuncio llega justo cuando la mayoría de los estados han comenzado a flexibilizar de forma gradual las medidas de restricción de movimiento para incentivar la economía.

   Entre los cambios anunciados se elimina el requisito de que un condado no registre muertes de personas contagiadas con COVID-19 para poder relajar las órdenes de restricción, y extiende el umbral de nuevos contagiados por día. Desde ahora, los condados pueden avanzar más rápido en su reapertura si presentan hasta 25 casos nuevos por cada 100.000 residentes, o no más de una tasa positiva del 8 % en las pruebas por coronavirus.

   Las primeras reglas de reapertura anunciadas por el Departamento de Salud Pública del estado hace menos de dos semanas advertían que incluso un solo deceso de un paciente positivo de COVID-19 le impediría a un condado avanzar hacia la reapertura.

   Las estrictas medidas generaron una lluvia de críticas entre ciertos condados, que comenzaron a presionar al demócrata e incluso desobedecieron las órdenes y abrieron negocios no esenciales.

   Desde la semana pasada, el gobierno de Newsom estaba certificando a ciertos condados, la mayoría de áreas rurales, para avanzar con mayor velocidad bajo los antiguos estándares; veinticuatro lograron pasar las fuertes regulaciones, por lo que las nuevas normas acelerarán la reapertura de muchas zonas en el estado.

   El gobernador destacó que en las últimas dos semanas ha habido una disminución del 7,5% en las hospitalizaciones y de 8,7% en los pacientes de las unidades de cuidado intensivo en todo el estado.

   En California se han realizado más de 1,3 millones de pruebas para el coronavirus.

   Según el Departamento de Salud de California este lunes los casos positivos de COVID-19 alcanzaron los 80.430 y los decesos de personas contagiadas con el virus llegaron a 3.302. EFE News

      Leave a comment

      Your email address will not be published. Required fields are marked *