BAKERSFIELD, CA – Coronavirus o COVID-19, el virus que ha dejado a millones de personas hospitalizadas, y millones más muertas sigue afectando el mundo y en especial el Condado de Kern.

    Precisamente el miércoles pasado, el Departamento de Salubridad anunció que se han obtenido 60 nuevos casos, subiendo el total de personas afectadas a 3,522 casos activos y 57 muertes, con la mayoría de los casos entre las edades de 18 a 49 años. Estos datos son los más recientes hasta el cierre de esta edición

    Pero ¡esto no es todo! En semanas pasadas el Departamento de Salubridad Pública dijo que estaba monitoreando de cerca varios factores que están causando seria preocupación en la batalla en contra del COVID-19. Entre la evidencia, se encuentra los ciudadanos que no respaldan u obedecen las reglas de la distancia sana o del uso de tapabocas en lugares públicos.

     Según el director administrativo del Condado de Kern, Ryan Alsop, el departamento de salubridad ha visto un gran aumento en la tasa de transmisiones del COVID-19 desde que el condado empezó la fase 2 de reapertura, al mismo tiempo las hospitalizaciones han subido también. El condado utiliza estas dos tasas, junto con la capacidad hospitalaria para poder determinar que tan rápido puede moverse a través de la reapertura.

     Matt Constantine, director del Departamento de Salubridad Pública, indicó que el departamento esta en constante comunicación con el estado para poder determinar que esta impulsando el número de contagios, incluyendo las facilidades de adultos mayores, albergues y cárceles.

     En una entrevista con los medios, Alsop indicó que estamos viendo una transmisión elevada del COVID-19, junto con tasa elevadas de hospitalización, ya que si siguen aumentando pueden afectar la reapertura del condado.

     Aunque el condado no anunció ningún plan para retrasar o revertir la reapertura, Alsop dijo que seguiría de cerca estos factores en los próximos días.

       Alsop también enfatizó la importancia de los residentes en seguir las guías dadas por salubridad con respecto a la distancia sana (mantenerse a 6 pies (1.5 metros) de distancia entre personas), el lavado de manos, uso de gel sanatizante y el uso constante de equipo de protección personal, tal como los tapabocas que ayudan a prevenir la propagación de esta enfermedad.

       Además, se anunció que 13 de los 19 centros para adultos mayores han reportado casos positivos de COVID-19. Como parte de las pruebas, el condado anunció que dichas instalaciones tendrían que pasar por una lista de verificación y desarrollar un plan de mitigación que deberá proporcionaste al estado.  Entre estos centros, Kingston Healthcare ha sido la organización con mayor número de casos entre sus residentes con 134 casos positivos entre residentes y trabajadores, y un total del 62 por ciento de las muertes en todo el condado.

  En una entrevista telefónica con una empleada de Kingston Healthcare localizada en el 329 Real Rd. se dio a conocer las condiciones dentro de esta facilidad. Elle no será identificada por su nombre, pidió mantenerse anónima. Ella fue afectada directamente por COVID-19 y permanece en cuarentena.

    El Popular tuvo la oportunidad de hablar con un empleado de Kingston que resultó infectado por el COVID-19. Dado a que este empleado no quiere tener problemas en el trabajo le llamaremos “Zoila” que es una ayudante de enfermería en esta facilidad.   Zoila nos contó que en el momento donde se contagió fue cuando estaba ayudando a pacientes que necesitaban de su ayuda en el momento. “Estaba yo ayudando a mis pacientes cuando me enferme”, comentó a El Popular.  “Mis pacientes no mostraban los síntomas de la enfermedad y no sabíamos que estaban contagiados”, agregó “Zoila”.

   “Zoila” nos contó que al momento en que recibió noticias de que estaba contagiada, ella se aisló inmediatamente en su casa y de su familia, que hasta ahora no han sido infectados, pero ella lleva más de dos semanas aislada en su recamara.

    El Popular le preguntó si tenían el suficiente equipo de protección personal disponible, ella nos dijo que contaban con todo el equipo, pero tan pronto empezó el brote de C19 adentro de la unidad, el equipo fue usado en su totalidad en un par de días. “Una vez que vimos que estábamos bajos de equipo de protección personal, tuvimos que hacer varias llamadas, incluyendo a KMC, el Departamento se Salubridad, el Departamento de Emergencias del Condado y muchas otras facilidades, que pudieron dar un poco de su equipo de protección hacia Kingston”, comentó “Zoila” a El Popular.

     En relación con la condición de trabajo de la facilidad, “Zoila” nos comentó que existen muchos empleados que no están interesados en seguir el protocolo y no tienen el sentido común necesario, agregó que la gerencia y supervisores están constantemente recordándoles que no deben de salir de la facilidad con el equipo de protección personal usado, que deben de lavarse las manos y que deben de disponer del equipo usado apropiadamente y de no tirar sus tapabocas y guantes en el suelo, desgraciadamente, muchos de ellos lo siguen haciendo sabiendo muy bien que esto hace que la enfermedad brote en otras personas afuera de la facilidad.

   “La chica que empezó el brote en la facilidad, sabia que estaba contagiada, pero lo negó por mucho tiempo”, agregó “Zoila” a El Popular. “En ves de aislarse inmediatamente, ella caminó por toda la facilidad diciéndole a sus amigas que estaba infectada, cuando la gerencia supo de esto hablaron con ella, ella seguía negando que estaba contagiada, hasta que le hicieron la prueba y resultó positiva”.

    Según “Zoila” esta empleada fue inmediatamente suspendida hasta nuevo aviso y la gerencia se comunicó con salubridad inmediatamente. 

     De tal manera que el director de Salubridad, Matt Constantine, el martes pasado, hizo una presentación ante la Junta de Supervisores del Condado de Kern donde comentó que los asilos son monitoreados solamente por el estado, y el condado no tiene jurisdicción en ellos. Sin embargo, el condado es el que sufre con el impacto económico de la falla del estado en tomar acción inmediata y adecuada en contra del COVID-19 en los asilos.

     Entre sus preocupaciones, Constantine habló sobre dos asilos locales donde ha surgido un brote gigantesco de casos de COVID-19, pero siguen aceptando pacientes. En su opinión, Constantine dijo que esta práctica no esta bien y que el estado debería intervenir. “Un día que fuimos a uno de los asilos, vimos a un empleado entrar a su carro todavía con su equipo de protección puesto”, comentó Constantine a los miembros del panel gubernamental. “Su equipo sucio y posiblemente contaminado”.

      Valley Convalesent, 19 trabajadores y 40 residentes resultaron positivos y cuentan con 4 muertes. En Orchards Post Acute Facility, solamente se ha habido una muerte.

     Desde el martes pasado, el total de personas que se han recobrado del COVID-19 es de 2,366, con 38,595 pruebas negativas y 742 pruebas pendientes, manteniendo los casos fuera del condado con 10.

    NOTA AL LECTOR: Las cifras utilizadas son obtenidas de parte del Departamento de Salubridad Pública del Condado de Kern y se actualizaron en este artículo hasta el momento antes de irse a imprenta.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *