BAKERSFIELD, California – Ahora que un número significativo de residentes locales se han recuperado de COVID-19, el condado de Kern está buscando desarrollar un nuevo programa que exhorte a más residentes a donar plasma convaleciente.

   Durante la reunión de la Junta de Supervisores del 14 de julio, el Supervisor Mike Maggard hizo una referencia al personal del condado pidiéndoles que regresaran con recomendaciones para un programa en el que el condado reclutaría activamente pacientes recuperados y los alentaría a donar.

   Maggard dijo que, si bien 4.302 personas se han recuperado del virus según los datos más recientes, solo una pequeña fracción de esas personas ha donado plasma convaleciente, que se está experimentando como tratamiento para las personas con COVID-19.

   “Si 4,300 están disponibles para hacer esto y solo 37 lo han hecho, hay una gran diferencia que esas personas podrían hacer en la vida de cientos si no miles de otras personas”, dijo el supervisor.

   Actualmente, no existe un esfuerzo local para que los residentes donen. Eso solo ocurre a nivel estatal, según el Departamento de Salud Pública del Condado de Kern.

   “El estado está reclutando activamente a personas elegibles para donar”, dijo el epidemiólogo principal Kim Hernández. “Alentamos a las personas que son contactadas por el estado a leer la información cuidadosamente y considerarla. Debe haber dado positivo, haber estado bien durante al menos un mes y cumplir con otros requisitos de donación de sangre “.

   Hernández dijo que es importante tener en cuenta que el plasma convaleciente aún está en investigación y actualmente no es un tratamiento comprobado para pacientes con COVID-19. Sin embargo, dijo que ha habido pruebas alentadoras de que podría marcar la diferencia.

   Houchin Community Blood Bank es actualmente el único banco de sangre en el condado que acepta donaciones de plasma convaleciente. Maggard dijo que le gustaría ver al personal investigar si otras instalaciones podrían comenzar a tomar muestras.

   Maggard también mencionó la posibilidad de tener un banco telefónico de personas llamando a los residentes para alentarlos a donar.

   Hernández dijo que alguna dirección sobre cómo se vería un esfuerzo de reclutamiento local podría llevarse a la junta en la próxima reunión del 28 de julio.

   También en la reunión, el Director Asistente de Salud Pública, Brynn Carrigan, abordó las preguntas del Supervisor Mick Gleason sobre cómo las muertes por COVID-19 se comparan con las muertes por gripe en el condado.

   Carrigan dijo que las 98 muertes del condado superan con creces las 20 o menos muertes que el condado típicamente ve en una temporada de gripe. La tasa de mortalidad para los casos positivos de COVID-19 es de alrededor del 1,5 por ciento, según KCPH.

   “Las muertes que hemos experimentado con covid son significativamente más altas de lo que vemos en una temporada típica de influenza por muertes”, dijo. “Estamos viendo muertes más recientes que las que se vieron al comienzo de la pandemia, así que eso también es preocupante”.

 

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *