El programa de Educación de Personas en Situación de Calle Mckinney-Vento de la Oficina del Superintendente de Escuelas de Kern anunció esta semana que esta aumentando su apoyo a las escuelas del condado  para poder identificar  y conectar a escuelas con familias que tienen dificultades con obtener vivienda, especialmente a aquellos que han resultado en la calle dado a la pandemia del COVID-19.

    El acta de McKinney-Vento es una ley federal que asegura la matriculación inmediata, estabilidad académica y el apoyo social en cualquier escuela pública a estudiantes que se encuentren en situación de calle y a jóvenes no acompañados que están residiendo en albergues de emergencia, moteles, carros y campamentos o que están viviendo con otras familias dado a la perdida de vivienda, dificultad económica u otra situación similar.

    Defensores de la situación de calle en el estado de California, advierten a comunidades del desempleo en masa que ha sido causado por la pandemia del coronavirus, y que creará una nueva ola de familias y jóvenes en situación de calle en los próximos meses, especialmente cuando se terminen los moratorios en evicciones y del programa de Asistencia al Desempleado de la Pandemia que terminaran al fin de este año. Antes de que empezara la pandemia, el Condado de Kern estaba en el 9º lugar de la población más alta de estudiantes en situación de calle entre los 58 condados del estado y el más alto en el Valle Central.

    “Esperamos que nuestras escuelas vean un aumento en el número de estudiantes que están sin hogar debido a esta pandemia”, dijo Curt Williams, director del Programa de Servicios de Educación para Personas sin Hogar de McKinney-Vento. “Si no son identificados por la escuela y protegidos por McKinney-Vento, estos estudiantes estarán en mayor riesgo de cambiar de escuela, estar ausentes crónicamente y quedarse atrás de sus compañeros de clase”.

    Investigaciones han mostrado que, durante un año, el 97 por ciento de los estudiantes en situación de calle se mudan hasta tres veces y el 40 porciento asiste a dos diferentes escuelas. Y este trastorno puede resultar en la perdida de cuatro a seis meses de estudio, retrasos en la matriculación, perdida de archivos académicos, y perdida de créditos de preparatoria, los cuales pueden poner a los estudiantes en situación de calle años atrás de sus compañeros.

    Por esta misma razón, el Programa de Educación de personas en Situación de Calle McKinney-Vento ha ampliado sus esfuerzos de alcance para ayudar a los distritos escolares locales para identificar a la juventud en situación de calle y el alcance directo para identificar a familias para que estén conscientes de los beneficios disponibles a ellos. Estas estrategias incluyen:

  • El lanzamiento de un nuevo formulario de referencia en línea a través del condado para vincular a las familias con el contacto de McKinney-Vento con su distrito escolar para poder obtener servicios.
  • Entrenamiento en línea para maestros y personal escolar para poder identificar a estudiantes que pueden ser elegibles para el apoyo educativo en situación de calle.
  • El rediseño de materiales de concienciación comunitaria para que las familias recién estado de calle puedan entender sus derechos y beneficios acompañantes, y
  • Desarrollar un grupo de tutoría entre pares para los estudiantes en situación de calle que empiezan durante el otoño.

     “Las familias que luchan con la vivienda y tienen que moverse mucho, no siempre se auto identifican, a menudo debido a la vergüenza o el temor de que los servicios de protección infantil puedan participar “, dijo Williams. “Queremos las familias sepan que sus hijos pueden quedarse en su misma escuela después de quedarse sin hogar porque las escuelas pueden proporcionarles una fuente de estabilidad y normalidad en circunstancias difíciles”.

    Cualquier familia que este viviendo en una situación inadecuada dado a la pérdida de vivienda, dificultades económicas o razones similares, y si están interesados en apoyo adicional y recursos escolares para sus hijos, usted debe de completar el formulario en línea http://bit.ly/ReferKernMV o ponerse en contacto con Rolando Hernández al 661-636-4900 o por correo electrónico rhernandez@kern.org.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *