Los Ángeles, 1 sep. (EFE News).- Inquilinos de California que enfrentan dificultades financieras debido a la pandemia de la COVID-19 seguirán desde este martes protegidos de los desalojos por cinco meses más gracias a una ley que el gobernador, Gavin Newsom, se apresuró a aprobar anoche, fecha en que vencía la protección anterior.

   La medida 3088 de la Asamblea, conocido oficialmente como la Ley de Alivio para Inquilinos COVID-19 de 2020, fue aprobada anoche por la mayoría en la Legislatura y pasó inmediatamente al escritorio del gobernador para ser convertido en ley, poco antes de que expirara la primera protección aprobada en marzo pasado.

   “COVID-19 ha impactado a todos en California, pero algunos soportan mucho más la carga que otros, especialmente los inquilinos que luchan por reunir el alquiler mensual, y merecen protección contra el desalojo”, dijo Newsom en un comunicado anunciando la firma.

   “Esta nueva ley protege a los inquilinos del desalojo por falta de pago del alquiler y ayuda a mantener a los propietarios fuera de la ejecución hipotecaria como resultado de las dificultades económicas causadas por esta terrible pandemia”, agregó el demócrata.

   La nueva propuesta requiere que los inquilinos deben pagar el 25 % del alquiler dentro del periodo del 1 de septiembre de 2019 y el 31 de enero de 2021, o de lo contrario estarán abiertos al desalojo.

   El 75 % restante del valor del alquiler será tratado como una deuda civil, lo que significa que los propietarios pueden llevar a los inquilinos a la corte de reclamos menores por cualquier alquiler no pagado, pero no pueden desalojarlo por no pagar.

   Esta misma disposición de deuda civil será aplicada para los alquileres no pagados entre el 1 de marzo y el 31 de agosto.

   El plan también amplía el aviso de desalojo obligatorio de tres días que los propietarios publican antes de pasar a un proceso judicial, a 15 días.

   Además, la nueva medida permitiría a los propietarios que posean de una a cuatro unidades solicitar a sus prestamistas la condonación de los pagos de la hipoteca hasta enero.

   La aprobación del plan se logró tras un acuerdo entre el demócrata y los legisladores, que genera dudas entre los defensores de los inquilinos, que se preguntan qué va a pasar en enero del 2021 con la deuda acumulada.

   Una reciente informe de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) reveló que la vivienda es la necesidad más urgente de los indocumentados afectados por la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus en California, el estado con más casos de todo el país, con más de 700.000 positivos y cercad e 13.000 muertos.

   El análisis de los datos recolectados entre mayo y junio a indocumentados que solicitaron el alivio único otorgado por California, encontró que nueve de cada diez dijeron que su necesidad más urgente es la vivienda y que utilizarían la totalidad o parte de la ayuda para pagar el alquiler o la hipoteca. EFE News

      Leave a comment

      Your email address will not be published. Required fields are marked *