Después de que el juez de distrito, Troy Nunley, del Distrito Oriente de California, otorgara una orden de paro a la ciudad de McFarland y al Grupo GEO de convertir dos prisiones en esta ciudad en centros de detención para Immigración y Control de Aduanas (ICE en inglés). Estas dos facilidades, mejor conocidas como el Centro Correccional Comunitario Modificado Golden State y el Centro Correccional Comunitario Modificado Central Valley, se volverán en anexos del Centro de Procesamiento Mesa Verde, ubicado en la ciudad de Bakersfield empezaron a ser populadas por reos de Mesa Verde este pasado domingo por la noche.

     La orden de paro que fue dada por el Juez Nunley, fue revocada por el juez Stephen Schuett, de la corte suprema del condado de Kern que falló contra el demandante, y quien dio orden de que GEO podría comenzar a popular las dos instituciones diciendo que el movimiento se hizo para obtener el distanciamiento social necesario para los reos dado al COVID-19.

     Al mismo tiempo la Union de Libertades Cívicas Americana (ACLU en inglés) sometió una demanda pidiendo una orden de restricción para prevenir el movimiento de reos a estas facilidades. En una audiencia que tomó lugar el pasado martes por la mañana en la Corte Suprema del Condado de Kern, Schuett negó la orden de restricción, haciendo que el movimiento de reos continuara, pero el caso no se ha detenido ahí, ya que el caso continuo.

     “Debemos de avisar que estos son dos casos separados” dijo Rosa López, con la ACLU en Bakersfields. Uno es el caso de GEO y la violación de la ley SB54, que indica que California es un estado santuario al legalizar y estandarizar las políticas estatales de no cooperación entre las agencias policiales de California y las autoridades federales de inmigración.  Y la demanda en contra del ayuntamiento de la ciudad de McFarland, por haber violado la Ley Brown, la cual garantiza el derecho del público a asistir y participar en las reuniones de los cuerpos legislativos locales, lo cual no estaba pasando en McFarland, ya que el ayuntamiento se juntaba a horas donde la gente no podía asistir, y donde solamente una cantidad de personas pudieran asistir dado al distanciamiento social.

        En el principio, la Comisión de Planeación de McFarland, que también esta incluida en la demanda, primero negó el permiso de GEO para modificar los permisos de las dos prisiones en el mes de febrero del 2020. Sin embargo, esta decisión fue vacada rápidamente por los miembros del ayuntamiento durante su junta general en el mes de abril.

     “La demanda fue presentada dado a que el ayuntamiento de McFarland violó la ley Brown” comentó López a El Popular. “El poder y sus acciones los llevaron a esta situación” añadió.  López indicó que ahora es el tiempo para que la gente empiece a comprometerse en las elecciones, y reemplazar a miembros del ayuntamiento con personas que puedan seguir el interés social de la comunidad.  Y hasta ahora existen siete candidatos a estos puestos.

    La ciudadanía de McFarland tiene que saber a quien votan y lo que hacen impacta a los constituyentes. Por eso se deben buscar a líderes que prefieran ayudar a la gente sobre el dinero. Porque se vuelven a elegir a la misma persona, una y otra vez por años, la ciudad nunca saldrá de su deuda.

     “Existen tantas otras cosas que el ayuntamiento de McFarland puede hacer en vez de poner todos sus esfuerzos en GEO” comentó López, “Deben de tomar ventaja de la agricultura”.  López agregó que GEO se establece en lugares pequeños y rurales donde puedan tomar ventaja de las pequeñas localidades para poder influenciarlas, pero la gente puede cambiar todo por medio de la consciencia comunitaria, educación y compromiso hacia su comunidad.

      GEO tenía contratos vigentes con el Departamento de Correcciones y Rehabilitación, pero prefirieron invertir en los contratos federales, que les dan mucho más dinero.

       Como ciudadanos de McFarland, la ciudadanía en su totalidad tiene que hacer que su voz sea escuchada, muchas veces se escucha al votar y al elegir a personas capaces de hacer algo mucho más que solamente preocuparse por dinero, escuchan al pueblo.   Haga que su voz se oiga y vote en las elecciones de noviembre.

    

 

    

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *