El pasado 15 de septiembre durante la junta de los supervisores del Condado de Kern, David Couch, supervisor del área de Delano puso su voto para aprobar el uso de $1 millón en fondos de ayuda contra el COVID-19 y para financiar el programa de Vivienda para la Cosecha (Housing for the Harvest en inglés).

     Los fondos, que provienen de la ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES) fueron comprometidos por los supervisores para la ayuda a este programa y a lo mismo autorizaron a la Asociación de Acción Comunitaria, (CAPK en inglés) para servir como administrador del programa localmente.

     “El programa esta diseñado para ayudar a los trabajadores agrícolas que han resultado positivos del COVID-19” comentó James Burger, vocero de CAPK. “Este programa ayuda a proteger no solamente al paciente infectado, pero también a su familia y a la comunidad”, agregó.

     El programa brinda la opción de alojamiento temporal en hoteles a los empleados esenciales del cultivo y cosecha de alimentos que han resultado positivos del coronavirus o que han sido expuestos y no requieren ser hospitalizados.

      Una vez que el campesino recibe sus resultados y son positivos, el programa hará los trámites necesarios para transportar y hospedar a la persona contagiada en un hotel local por un máximo de 14 días, proporcionando al mismo tiempo servicio de lavandería, transporte, 3 comidas al día (proporcionadas directamente al cuarto por restaurantes locales), chequeos médicos y una ayuda financiera de aproximadamente $500.

     “Este programa tiene dos fines”, comentó Burger a El Popular. “Primeramente es para ayudar a los trabajadores campesinos a estar seguros y bajen el nivel de infección en la comunidad y su familia, y segundo proporciona trabajo a veteranos en situación de calle a que tengan un trabajo durante este tiempo”.

     El transporte de los pacientes será proporcionado por la Asociación Californiana de Veteranos, quien dará empleo a veteranos sin hogar para que manejen el transporte utilizado en este programa.

     “Tenemos esperanzas de que este programa ayude a que el condado pase rápidamente de nivel para que podamos reabrir el condado lo más rápido posible”, continuó Burger.

      Como administrador local del programa, CAPK se convertirá en el punto principal de contacto con los trabajadores, también verificará la elegibilidad de los participantes, coordinará con el estado para obtener las reservaciones de habitaciones hoteleras y demás beneficios.

      Si no has tomado la prueba del coronavirus y piensas que lo tienes, no te dilates, llama ya al 2 1 1 para puedas recibir el apoyo necesario. Tu estado migratorio NO importa. Tu salud y la de tu familia SI.

      Llama al 2 1 1 para obtener mayor información, operadoras en español están listas para servirte. Este programa es disponible hasta el 31 de diciembre del 2020.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *