La Oficina del Superintendente de Escuelas del Condado de Kern ha dado clarificación sobre las pautas a seguir de las clausuras de planteles escolares dado al COVID-19 después de que el condado de Kern oficialmente se moviera nuevamente al nivel purpura el lunes pasado.

     De acuerdo con el Departamento de Salubridad Pública de California, planteles escolares que ya estaban abiertos durante el nivel rojo, aunque sea parcialmente, pueden permanecer abiertos. Cualquier plantel que no haya abierto sus puertas durante la estadía del condado en nivel rojo, son requeridos a permanecer cerrados hasta que las restricciones sean levantadas. El condado debe de permanecer en nivel rojo por dos semanas antes de que las escuelas puedan abrir sus puertas.

     Sin embargo, estas son unas guías que son solamente aplicables a ciertos planteles solamente. Si el distrito escolar tiene un programa de reapertura por fases, las escuelas que no abrieron para instrucción en persona no pueden abrir hasta que el condado haya estado en nivel rojo por dos semanas.

    El protocolo para cerrar escuelas es el siguiente:

  • Cuando hay un caso positivo en el salón, el salón debe de cerrar y dejar de instruir en persona.
  • Cuando clases múltiples o el 5 por ciento de la población escolar/personal han sido confirmados como casos positivos durante 14 días, la escuela debe cerrar.
  • Cuando el 25 por ciento o más de las escuelas en un distrito cierran dado al COVID-19 durante un periodo de 14 días, el distrito debe de cerrar.

     Para poder reabrir el salón debe de ser desinfectado y limpiado por completo, se complete una investigación de donde provino el contagio y se consulte con el Departamento de Salubridad Pública del Conado de Kern

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *