El alcalde de Delano, Joe Alindajao, no podía creerlo.

   “Se me salieron los ojos de la cabeza”, dijo, cuando vio que el condado de Kern reportó 918 nuevos casos de coronavirus el lunes por la mañana.

   Cuando Ken Keller, director ejecutivo de Bakersfield Memorial Hospital, escuchó el número por primera vez, se preguntó si era un error.

   No lo fue.

   La portavoz de los Servicios de Salud Pública del Condado de Kern, Michelle Corson, confirmó que el número es exacto.

   Esos 900 casos se distribuyen en varios días anteriores y es más probable que el recuento de casos diario real sea de alrededor de 400. Pero sigue siendo un número elevado y una señal de que los casos seguirán aumentando en los próximos días y semanas.

   “Esto es realmente una indicación de que tenemos más casos”, dijo Corson. “Rogamos a nuestra comunidad que se mantenga alerta”.

   La última vez que el condado de Kern vio tantos casos fue justo antes de un pico masivo en julio, cuando el condado vio un promedio de 500 a 600 casos por día y los hospitales se abrumaron con la afluencia de pacientes con COVID-19. Hasta la fecha, casi 40.000 personas en Kern se han enfermado con el virus y 445 han muerto.

   El aumento masivo de casos se produce pocos días antes del Día de Acción de Gracias. Los funcionarios de salud estatales y federales han instado a las personas a no viajar, ni siquiera al otro lado de la ciudad, durante las vacaciones con la esperanza de detener la transmisión del virus. La forma más segura de celebrar, dicen, es solo con las personas de su hogar inmediato.

   Para frenar la propagación del virus, el gobernador Gavin Newsom emitió la semana pasada un toque de queda nocturno en todo el estado para desalentar las reuniones. Sin embargo, tanto el alguacil del condado de Kern Donny Youngblood como el Departamento de Policía de Bakersfield hicieron comentarios la semana pasada indicando que el toque de queda no se haría cumplir.

   Youngblood dijo que los agentes no responderían a las llamadas que informan de grandes reuniones si no hubiera alguna otra amenaza a la seguridad pública; BPD dijo que no detendría a los miembros de la comunidad en la comunidad “únicamente debido a la hora del día”.

   “Quédese con su propia familia durante las vacaciones y averigüemos esto”, dijo Alindajao. “Simplemente no sabes quién está expuesto a quién ni cuándo”.

   El propio Alindajao estaba en el día 12 de cuarentena después de que él y su esposa supieran que habían estado expuestos a alguien con el virus.

   Delano, la segunda ciudad más grande de Kern después de Bakersfield, ha experimentado uno de los mayores aumentos recientes en el coronavirus, reportando 550 casos en las últimas cuatro semanas, según datos del condado.

   Solo el código postal 93307 en Bakersfield vio más casos durante ese tiempo, 557, pero tiene una población de 85,000, aproximadamente 30,000 personas más que en el código postal de Delano.

   Sobre una base per cápita, Shafter, el código postal 93314 en Bakersfield y McFarland tuvo la mayor cantidad de casos, seguido de Delano.

   Debido a que gran parte de la propagación en Kern se produce a través de reuniones, es difícil hacer mucho al respecto, dijo Alindajao. Dijo que se necesita más educación pública.

   Tim Calahan, portavoz de la Clínica Sierra Vista, dijo que la clínica Delano de la organización vio un gran aumento en la demanda de pruebas, junto con una clínica en Wible Road en Bakersfield. En general, el proveedor de atención médica realizó un 36 por ciento más de pruebas de COVID-19 la semana pasada que la semana anterior, dijo Calahan.

   Las hospitalizaciones también están aumentando en Kern, aunque tienden a aumentar varias semanas después de los casos. Hasta el domingo, 117 personas fueron hospitalizadas en Kern por COVID-19, el doble de la cantidad de hospitalizados hace dos semanas.

    Keller, director ejecutivo de Bakersfield Memorial, dijo que los hospitales locales esperaban un aumento repentino y están preparados, al menos por ahora.

   “Todos estamos mejor preparados hoy que en la primavera”, dijo Keller, “pero al igual que con todos los demás hospitales del país, en algún momento habrá algunas limitaciones de capacidad”

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *