La reforma integral del sistema migratorio de Estados Unidos que promueve el presidente Joe Biden llegará en tres semanas al Congreso, donde los demócratas tienen mayoría en ambas cámaras, aunque los republicanos ya apuraron sus objeciones y pueden bloquear la legislación.

Biden propuso un proyecto de ley que incluye la legalización del estatus migratorio y posterior naturalización de más de 11 millones de indocumentados en un plazo de ocho años, plazo que se reduciría a tres años en el caso de los beneficiarios de los programas DACA, TPS y trabajadores agrícolas.

El senador demócrata Bob Menéndeza quien ahora se le ha encargado la conducción de la brega legislativa por la reforma migratoria en la Cámara alta, dijo que su equipo tendrá lista en unas tres semanas la legislación para presentarla al Congreso.

“La gran diferencia este año es que tenemos un presidente que desde el primer día de su gestión demostró que está dispuesto a emplear su capital político en busca de una solución permanente al problema de la migración”.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *