Esta semana, el Departamento de Salubridad del Condado de Kern publicó nueva información relacionada con el COVID-19 para determinar si el condado pudiera pasar a semáforo rojo y ver menos restricciones.

    Cada semana, esperamos con ansias las buenas noticias, la semana pasada, el condado esperaba ansiosamente pasar a semáforo rojo, pero desafortunadamente los números simplemente no pasaron el corte, y esta semana esperábamos lo mismo.

      El paso al semáforo rojo significaría que lugares como cines volvieran a abrir sus puertas después de haber estado cerrados por más de 16 meses.

     El estado monitorea tres categorías que determinan la reapertura; 1) el número diario de casos por cada 100,000 personas, la tasa de positividad y la tasa de positividad de equidad. Algo a tener cuenta es que el número diario de casos no es un número verdadero porque el estado ajusta en función de volumen de personas que han realizado una prueba.

     Para poder pasar a semáforo rojo, Kern tiene que tener una tasa ajustada de 7 casos por cada 100,000, en estos momentos, el condado tiene una tasa del 13.6.

      El estado también monitorea la tasa de positividad, por la cual colocaría a Kern en semáforo rojo, ya que esta debajo del 8%.

     Sin embargo, el estado también monitorea la tasa de positividad en las áreas desfavorecidas del condado, mejor conocida como la tasa de equidad de salud. Esta se ubicó en el 9.2 por ciento, para poder pasar a rojo, la taza debe de estar debajo del 8 por ciento.

     Durante la junta matutina de la Junta de Supervisores de Kern el pasado 9 de marzo, la nueva directora del Departamento de Salubridad, Brynn Carrigan dijo que el estado anunció que Kern la tasa de positividad en Kern es del 11.8 por cada 100.000 personas, sobre pasándose del límite de 7 personas por 100,000 personas necesarias para pasar a semáforo rojo.

      Carrigan dijo que en otras tasas, el condado ya ha cumplido con niveles menos restrictivos. El condado tiene una tasa de positividad del 4.9 por ciento, la cual bajaría al condado a nivel naranja y una tasa de equidad de la salud del 7.6 por ciento, que bajaría al condado al semáforo rojo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *