El Departamento de Salubridad del Condado de Kern, siguiendo las recomendaciones de la CDC, ha detenido el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson después de obtener reporte que seis mujeres entre las edades de 18 y 48 años sufrieron de coágulos sanguíneos entre 6 a 13 días después de obtener la vacuna.

Le recomendación de pausar el uso de esta vacuna es el resultado del trabajo de revisión de vacunas. Clínicas y doctores deben de reportar casos al Sistema de Reportaje de Eventos Adversos de Vacunas o VAERS, el cual es revisado por la CDC que busca información sobre condiciones médicas relacionadas con la vacuna. Al mismo tiempo, la CDC puede determinar si algún cierto tipo de condición médica corre riesgo elevado por esta vacuna.

Personas que se hayan vacunado con esta vacuna en las últimas 3 semanas deben de ver si tienen síntomas de estos coágulos tales como dolores de cabeza, dolor abdominal o piernas, problemas al respirar, y deben comunicarse con su médico lo más rápido posible

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *