Después de varias semanas en semáforo naranja y el progreso para pasar a semáforo amarillo, es aparente que el condado de Kern se ha abruptamente detenido y va en reversa.

    Varias semanas han pasado haciendo progreso rumbo a semáforo amarillo con los requisitos necesarios, dijo la directora de Salubridad Publica, Brynn Carrigan, pero al mismo tiempo, ella dijo que el condado ahora está viendo una pequeña alza en casos de COVID-19 y hospitalizaciones. A partir del 10 de mayo, Carrigan dijo que hay 28 personas hospitalizadas, 9 de ellas en la Unidad de Cuidado Intensivo.

    “Esto no esta cerca a los números de hospitalizaciones con COVID que vimos durante el pico de la pandemia (en enero), pero el incremento es algo que estamos monitoreando cercanamente” comento Carrigan.

     Kern tiene ahora una taza del 3.4 de cada 100,000 personas, un alza significativa de los 2.8 casos que tuvo el condado la semana pasada.

    Las otras matrices se están elevando también, pero todavía están a niveles de semáforo amarillo. El condado tiene una taza de positividad del 1.7%, un alza del 1.3% que tenia la semana pasada. La taza del nivel de positividad equitativa a la salud es del 1.9%, comparado con el 1.8% de la semana pasada.

    Para pasar a semáforo amarillo, el condado debe de tener 2 o menos casos por cada 100,000 personas, una taza des positividad no mas alta del 2% y una taza de positividad equitativa no más alta del 2.2%.

      Carrigan dijo que el 26 de mayo sería lo más cercano que podríamos entrar a semáforo amarillo, ya que Kern debe de cumplir con todas las matrices por dos semanas antes de pasar a amarillo.

       Carrigan dijo que hay varios factores que indican el alza en casos y hospitalizaciones, incluyendo el declive de las tazas de vacunación y el alza reciente de las variaciones en el condado.  En estos momentos existen 15 casos con la variación B 117 y un caso de la variación B1.351 en Kern.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *