Con la llegada de la pandemia el año pasado, escasearon el papel de baño, los geles y las toallitas desinfectantes; pero también llegó el momento en que era difícil encontrar polvo para hornear, harina y chispas de chocolate. Y es que, con el confinamiento que enfrentamos, nos metimos en la cocina a hornear y comer recetas, muchas veces altas en grasas saturadas y azúcares refinados. 

Sentarse a comer postres todos los días parecía ser “un alivio” en medio de una tragedia mundial que apenas comenzaba. Literalmente, hoy muchos aún cargan con el peso que les dejó la pandemia y peor aún muchos siguen recurriendo a “alimentos dañinos” para “ahogar las penas” causadas por ansiedad, altos niveles de estrés y depresión. 

Cuando te das un atracón de pizza, donas o galletas te sientes bien porque esos alimentos estimulan las vías de activación de la dopamina y serotonina, los dos neurotransmisores asociados con el estado de felicidad. Pero cuando pasa “la sobredosis de azúcar” vuelves a sentirte igual y hasta peor que antes de comer. 

Sentirte desanimado te puede hacer comer muy mal, pero comer incorrectamente también puede desanimarte. Estudios de psiquiatría nutritiva aseguran que a mayor consumo de azúcar refinada más grande es la posibilidad de vivir desanimado y quienes comen más frutas y vegetales tienden a ser más felices y a contar con un nivel más alto de satisfacción con su vida. Si te pasas desanimado, te invito a tratar las siguientes recomendaciones:

  • Consume alimentos que aumenten los niveles de serotonina, como vegetales verdes, chocolate oscuro, café, pavo, salmón, nueces, semillas de girasol y yogur. 
  • Toma a diario vitamina B-12 y otros complejos B, como la B-6 que ayudan a la producción de sustancias químicas que afectan tu estado de ánimo. Además, consume ácido fólico, niveles bajos de esta vitamina pueden causar desgano.
  • Cuando te mueras por un postre, tómate un cafecito y verás como se te quitan los deseos por algo dulce.

La próxima vez que pienses en “ahogar tus penas” comiendo algo dañino para tu ánimo, recuerda que las penas saldrán a flote otra vez en cuestión de pocas horas. Así que por tu bien emocional, vale la pena intentar un cambio de alimentación.

Para más motivación sígueme en:

Facebook: https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

Instagram: @mariamarinmotivation

https://www.instagram.com/mariamarinmotivation/

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *