Andrés Chávez lanza fondo de inversión, podcast en la Fundación César Chávez

Andrés Chávez está llevando a cabo el trabajo de su abuelo paterno de nuevas maneras y en expansión en la Fundación César Chávez, incluyendo a través de la inversión en vivienda asequible, iniciativas académicas y transmisiones de radio en red.

   Su enfoque principal en estos días como director de iniciativas estratégicas es el futuro lanzamiento de Chavez Community Capital, un fondo de inversión social que pondrá dinero en proyectos de desarrollo comunitario en todo el suroeste de Estados Unidos.

También está haciendo la transición de un programa de radio que presenta con el miembro de la junta directiva de la Asociación de Ex Alumnos de CSUB. Matt Muñoz en un podcast centrado en la política, la cultura, las historias de interés humano y la editorialización sobre temas del día.

   Chávez, de 27 años, creció en Keene y se graduó de la preparatoria Tehachapi antes de llegar a CSUB para obtener su licenciatura en administración pública, que obtuvo en el 2016. En CSUB fue mentor para estudiantes de primer año, organizó mítines de reforma migratoria y ayudó a coordinar las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana.

   “Si me hubiera ido, no sé que me hubiera ido tan bien como lo hice en CSUB”, dijo Chávez sobre quedarse cerca de casa. “Realmente llegué a amar el campus, realmente me involucré en el campus, y pude formar conexiones con profesores que de otra manera no habría formado”.

   Al final de su tiempo en CSUB, Chávez fue director político de la carrera fallida de Emilio Huerta para el escaño del Distrito Congresional 21. Pasó a trabajar en el estado de Sacramento ayudando a establecer un programa de equivalencia de escuela secundaria para trabajadores agrícolas y luego consultó para la Exposición de California y la Feria Estatal.

   En agosto de 2017, Chávez asumió la oferta de su papá de venir a trabajar a la Fundación César Chávez. Su padre es Paul Chávez, hijo mediano de César y presidente de la fundación.

   Cuando era niño, Andrés había trabajado allí lavando platos en la cocina de la comunidad a cambio de hamburguesas con queso y se trasladó a rellenar sobres y desdobles de desbaste en los terrenos. Justo antes de comenzar la escuela en CSUB, Chávez se sumergió más en las operaciones de la fundación y se interesó en trabajar allí a tiempo completo un día.

   “Estábamos mirando a toda la organización, donde queremos estar en 10 años, pero también demostró realmente las necesidades que tienen nuestras comunidades – falta de capital, educación para los niños, vivienda asequible – y la oportunidad que tenemos (de ayudar)”, dijo Chávez. “… Eso realmente arrancó mi curiosidad intelectual”.

   Un proyecto importante en el que trabajó este año fue la ejecución de una clínica de vacunación contra el COVID-19 de seis semanas en asociación con los Trabajadores Agrícolas Unidos, la Fundación UFW, Kern Medical y el Grupo de Trabajo Latino COVID-19 del Condado de Kern. El esfuerzo recibió atención nacional cuando la primera dama Jill Biden visitó la clínica y participó en un Día de Servicio para el Día de César Chávez el 31 de marzo.

   En la junta directiva de la Asociación de Antiguos Alumnos de CSUB, Chávez dijo que buscará formas de aprovechar su “gran trabajo hasta la fecha”, incluyendo con quién se relaciona.

   “El campus de CSUB es muy marrón”, dijo Chávez, “y necesitamos involucrar a más personas que se parezcan a mí”.

Leave a comment

Your email address will not be published.