Al menos 620,000 niños y adolescentes son indocumentados y, a pesar de estar en edad escolar, podrían ser expulsados o deportados, si no tienen protección migratoria alguna, ya que no son elegibles para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Así lo dio a conocer la organización FWD.us, que destacó que los estudiantes están entre los niveles de kínder a duodécimo grado.

La información se revela como parte de la campaña de presión al Congreso de los EE.UU. para que apruebe alguna reforma migratoria, a través del proceso de Reconciliación, el cual tuvo un primer paso la semana pasada, cuando los demócratas dieron a conocer el plan de $3.5 billones de dólares que incluye beneficios migratorios.

“El Congreso debe tomar acción”, considera la organización. “La información nueva de FWD.us demuestra que unos 4.5 millones de estudiantes con padres indocumentados irán a la escuela este año, lo que significa que un 8% de todos los estudiantes escolares están en riesgo de que sus familias sean separadas por la deportación“.

El reporte agrega que sin una opción de regularización migratoria viable, el impacto es directo para los estudiantes y sus familias, pero también para las comunidades donde viven.

De los más de 600,000 menores se estima que al menos 100,000 están a la espera de una decisión en cuanto a su solicitud de asilo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *