BPD entra en acuerdo con el estado para mejorar sus practicas y políticas

     BAKERSFIELD, CA – Por medio de una junta virtual, que se llevó a cabo el pasado lunes, 23 de agosto entre el fiscal estatal Rob Bonta y el jefe del Departamento de Policía de Bakersfield (BPD siglas en inglés), Greg Terry, se anunció el veredicto de un juicio estipulado entre el Departamento de Justicia y el Departamento de Policía de Bakersfield sobre las practicas y políticas de este departamento.

El jefe del Departamento de Polícia Greg Terry y personal durante una
conferencia de prensa virtual el lunes pasado. Fotos: Alfonso Sierra / El Popular

     Este juicio estipulado es procedente de una larga investigación hecha por el Departamento de Justicia (DOJ siglas en inglés) y acciones constructivas de parte de BPD para mejorar sus practicas, que incluyen el uso de cámaras corporales por oficiales, dar su tiempo voluntariamente para poder obtener información temprana bajo el Acta de Perfiles Raciales e Identidad, y así implementar una iniciativa colectiva comunitaria. El juicio estipulado resuelve las alegaciones de parte del DOJ hacia las practicas y políticas de BPD que se han puesto en la denuncia. Como parte de su acuerdo, la ciudad de Bakersfield junto con el departamento de policía participará en un set de acciones comprensivas, que serán monitoreadas por un supervisor independiente, para promover la seguridad pública, mejorar los sistemas de supervisión y responsabilidad, continuar a incrementar el apoyo a oficiales y proteger los derechos constitucionales de la población de Bakersfield.

Rob Bonta, procurador general de California

     “Como Procurador General, estoy comprometido a fortalecer la confianza entre nuestras comunidades y las fuerzas policiacas. Esa es una parte fundamental de la seguridad publica”, comentó el procurador general de California, Rob Bonta. “Donde hay injusticia, debemos corregirla. Este acuerdo con la ciudad y su departamento de policías ayudará a que esto suceda. Los hallazgos de nuestra investigación demuestran cuán crítico es que actuemos. Estas reformas son muy necesarias. Para los californianos que están sufriendo, la confianza no volverá de la noche a la mañana, y no podemos darnos el lujo de ser complacientes. Debemos de mantenernos comprometidos y concentrados en la tarea.  La justicia lo exige. Pero, juntos, estoy seguro de que podemos construir un futuro mejor para todas las comunidades. Espero con ansias el trabajo que tenemos por delante.

     En su respuesta, el jefe Terry dijo que después de mucha deliberación y base a sus recomendaciones, la ciudad decidió entrar a este acuerdo; “la decisión vino a ser una opción entre entrar a proceso legal litigando el pasado o controlando nuestro futuro, reasegurando a nuestra comunidad, y moviéndonos hacia enfrente de forma positiva”. El acuerdo es muy detallado y en muchas instancias, sobrepasa la ley estatal, y reflexiona en mejoras que el departamento ya ha hecho o esta en transcurso de hacer por si mismo. El jefe Terry agrego que los hombres y mujeres del departamento de policía trabajaran diligentemente en honrar este acuerdo con profesionalismo, compromiso, e integridad, al mismo tiempo que continuó diciendo que se mantendrán responsables y con integridad.

      Para abordar las inquietudes y los hallazgos de la investigación hecha por el estado, el DOJ, BPD y el municipio de Bakersfield trabajan en conjunto para establecer un plan de cinco años que contempla una amplia gama de acciones que incluyen:

  • Revisar las políticas y los principios del uso de la fuerza para incluir un enfoque en los conceptos de la necesidad, proporcionalidad y descalada; exigir q los agentes que intervengan; definir una amenaza inminente que justifique la fuerza letal que sea consistente con la ley actual de California; prohibir el uso de armas de control electrónico en persona y niños esposados; exigir a los empleados que eviten sujetar a un sujeto boca abajo siempre que sea posible; y disponer que la conducta tanto del oficial como del sujeto que conduzca al us de fuerza letal debe incluirse en la evaluación del incidente
  • Modificar las políticas y el adiestramiento relacionado con los caninos, asegurando que los desplieges caninos se lleven a cabo de una manera consistente con las técnicas de “ladrar y retener” para buscar y localizar a sujetos, en lugar de recurrir inmediatamente a la fuerza.
  • Ampliar y mejorar los informes sobre el uso de fuerza, exigiendo que se informe todo lo que supere el estándar de esposas y responsabilizar a los agentes por omisiones importantes o inexactitudes en las declaraciones sobre el uso de fuerza.
  • Exigir investigaciones de supervisión para dolos los usos de la fuerza denunciables, tomando medidas para responsabilizar a los supervisores por no detectar, investigar adecuadamente o responder a la fuerza que no es razonable o contraria a la política;
  • Fortalecer entrenamiento sobre el uso de la fuerza, trabajando con el monitor independiente para mejorar las técnicas del descalamiento y los ejercicios interactivos que ilustran la toma de decisiones adecuada sobre el uso de la fuerza.
  • Evaluar periódicamente las tendencias en los datos sobre el uso de la fuerza y reunirse con un panel asesor de la comunidad para recibir información sobre las políticas y los procedimientos de los representantes y organizaciones de la comunidad
  • Analizar los datos de la ley de Perfiles Raciales y de Identidad semestralmente y consultar con el monitor para desarrollar las mejoras necesarias de las políticas y procedimientos relacionados con la vigilancia política libre de prejuiciosos;
  • Asegurar que las detenciones, registros e incautaciones cumplan con la ley, como parte de una estrategia general efectiva de prevención del delito que no contribuya a tensiones contraproducentes en la comunidad;
  • Mejorar y revisar la capacitación con respecto a las paradas de investigación, reiterando que la raza, el color, la etnicidad, el origen nacional, la religión, el genero, la identidad de genero, la discapacidad u orientación sexual no deben de utilizarse como factor para establecer una sospecha razonable o una causa probable, excepto como parte de descripciones reales y creíbles de un sospechoso especifico.
  • Brindar capacitación sobre la intervención en tiempos de crisis a todos las operadoras y sus supervisores, asi como establecer una preferencia por los agentes que estén específicamente capacitados para tratar con personas en crisis de salud mental o que padecen de una discapacidad de salud mental para responder a tales llamadas.
  • Tomar las necesarias medicas para garantizar un acceso oportuno y significativo a los servicios policiacos para todo miembro de la comunidad de Bakersfield, independientemente de su capacidad de hablar, leer, escribir, escuchar o comprender el idioma inglés.
  • Revisar según sea necesario el programa de reclutamiento, contratación y promoción, con el fin de mantener un servicio de alto nivel y calidad a través de esfuerzaos para atraer, contratar y promover exitosamente a oficiales calificados que reflejen la diversidad de la comunidad en Bakersfield.
  •  Desarrollar un plan de participación comunicaría, continuando con la participación constructiva con la comunidad para garantizar una resolución colaborativa de problemas y una vigilancia policiaca libre de prejuicios, asi como para aumenter la transparencia y la confianza de la comunidad.
  • Asegurar que todas las acusaciones de mala conducta del personal sean recibidas, documentadas, investigadas y adjudicadas., publicar un informe anual de los datos de las quejas del personal policiaco que se pondrá a disposición del pueblo antes del 1º de abril de cada ano.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *