Una llamada al sistema de emergencias 911 reveló los últimos momentos de
vida de una inmigrante colombiana que murió en el desierto de Arizona junto a su hija de 11 años.

Junto a ellos viajaba su hijo de casi 2 años, el único
sobreviviente de la travesía.


La mujer aspiraba a llegar a Estados Unidos a reencontrarse
con su esposo.


Claudia Marcela Peña llamó al 911 desde el área de
Yuma, en Arizona, para pedir ayuda. “Cuántas personas
están ahí con usted”, le pregunta el operador en la llamada
reseñada por la cadena Telemundo. “Dos niños, por
favor ayúdeme, me voy a desmayar”, responde la hispana
desorientada y desesperada por el calor.


“Mami, tengo hambre”, se escucha de fondo decir a
uno de los menores.


El operador del sistema le envió un mensaje por Whats-
App a la mujer para que esta compartiera su ubicación.
Pero la llamada duró tan solo unos segundos porque la
batería de celular de ella se agotó.


Efectivos de la Patrulla Fronteriza (CBP) encontraron a
Peña y a su hija muertas. Mientras que el otro niño que
se encontraba junto al cuerpo de la madre fue trasladado
a un hospital de Arizona.


La madre y los niños fueron abandonados por el coyote
que se supone los cruzara por la frontera a EE.UU

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *