La propietaria de una consultoría de inmigración del sur de
Florida y un grupo de cinco mujeres cubanas y cinco hombres italianos fueron acusados de “fraude matrimonial” al hacer uso indebido de la Ley de Ajuste Cubano, por lo que enfrentan penas de hasta 10 años de prisión, informó la Fiscalía.


Según un comunicado de la Fiscalía del distrito sur de Florida, a Yamira Sánchez, una residente de Miami de 47 años y propietaria de la consultoría Immigration Consultant and Immigration Corp., se le acusa de “ayudar a hombres extranjeros a obtener fraudulentamente sus tarjetas de residencia de los Estados Unidos”.


El documento cita también la acusación a “los esposos-beneficiarios” Gennaro di Tommaso, de 32 años; Massimillano diNapoli (47), Fernando Sivo (25), Alessio Sarno (31) y Vincenzo Lopopolo (34), “por conspiración y fraude matrimonial”, por lo que enfrentan hasta cinco años de prisión y una multa de hasta $250,000 dólares.


También, el ministerio público acusa a las “esposas peticionarias” Yaneisi Osorio Rodríguez, de 35 años; Emily Pérez (30), Jaileen Domínguez (23), Elizabeth Penalver (29) y Loi Torriente (29) de “conspiración, fraude matrimonial y un cargo de alentar ilegalmente un extranjero que resida en los Estados Unidos”. Si son declaradas culpables, las mujeres enfrentan hasta 10 años de prisión y una multa de hasta $250,000 dólares, detalla el comunicado.


Según la acusación formal revelada esta semana en la corte
de distrito federal en Miami, Sánchez, que ofrecía solicitudes
de inmigración y otros servicios al público, fue quien reclutó a las mujeres para concertar matrimonios de conveniencia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *