El lunes pasado, agencias federales junto con agencias estatales anunciaron en una conferencia en conjunto que el Distrito de Servicios Comunitarios de Arvin finalmente ha caído en cumplimiento con el acta federal de agua potable segura, que demuestra que el nivel de arsénico es menor de los niveles federales.

   El distrito colaboró con la EPA y con el Distrito Estatal de Agua para obtener esta meta por medio de subsidios federales y estatales para producir varios proyectos que produjeron nuevos pozos de agua potable.

    El sistema de agua potable del distrito da servicio a aproximadamente 20,000 residente en la ciudad de Arvin, que es una comunidad sobrecargada en el condado de Kern. El sistema de agua es abastecido por agua subterránea, la cual contiene arsénicos. El beber altos niveles de arsénico sobre los años puede incrementar la oportunidad de cáncer de pulmón, vejiga y de la piel, a lo mismo que enfermedades cardiacas, diabetes y problemas neurológicos.

Máquinas vendedoras de agua fueron instaladas en Arvin y monedas especiales dadas a los residentes para obtener agua potable durante el estudio y radicación de los altos niveles de arsénico en los pozos de agua. Foto CDPH

    “Por muchos años comunidades del Valle Central, tales como Arvin, han sufrido por mantener los niveles estatales de arsénico en el agua potable”, dijo Deborah Jordan, administradora regional interina del suroeste del pacífico de la EPA. “Al traer a el sistema a toda aceptación con el acta de agua potable segura, el distrito esta haciendo su parte para proteger la salud humana y proveer agua potable saludable y sana a su comunidad”.

    Desde el 2008, la EPA había ordenado que el distrito se asegurara de que sus residentes tuvieran el acceso a agua potable segura y que cumpliera con los requisitos de niveles de arsénico de 10 partes por cada billón.

El distrito accedió a:

  • Implementar un proyecto de erradicación de arsénico
  • Conducir juntas trimestrales y someter reportes trimestrales al EPA
  • Excavar y completar cinco nuevos posos de agua subterránea
  • Proveer agua potable alternativa a sus clientes al instalar tres maquinas vendedoras de aguas.
  • Conducir monitoreo del agua potable cada tres meses.

     Con fondos obtenidos por el EPA y por el estado, el distrito ha estado trabajando diligentemente para construir nuevos pozos que estén a niveles adecuados del agua potable. Con una contribución de $20 millones de parte del estado para la excavación, construcción y desarrollo de los cinco pozos que se construyeron del 2010 hasta el presente.  La construcción de dichos pozos incluyó el equipo de bombeo, motores, pipas y otro material para conectar a los pozos al sistema de distribución.

   En el 2017, el distrito recibió fondos de parte de la EPA para reemplazar un pozo de agua potable que había sido amenazado por la contaminación proveniente del sitio de superfund de Brown y Bryant. El distrito removió el pozo contaminado y construyó uno nuevo en un lugar nuevo. Por casi tres décadas, el sitio de Brown y Bryant, localizado al sur de la Derby Road en Arvin, era parte de una facilidad de distribución agricultural de pesticidas y otros químicos agriculturales que soltaban químicos al suelo y en el agua subterránea.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *