En el duro y recio deporte del “pancracio” hay una mujer que quiere ser figura en un deporte “ de machos”:  La princesa Sugehit.

          Ernestina Sugehit Salazar Martínez, nacida el 25 de junio de 1980,  es una luchadora profesional mexicana que es mejor conocida bajo el nombre de Princesa Sugehit.

Ella está trabajando para la promoción profesional de la lucha libre mexicana Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

Su nombre ha aparecido de manera diferente en diferentes publicaciones, incluso su empleador CMLL no siempre ha deletreado su nombre constantemente, ha aparecido como “Princesa Sujei”, “Princesa Sugey”, “Princesa Sujey”, “Princesa Sugeth”, “Princesa Sugehit”.

El público del CMLL ha tenido un papel fundamental para que las Amazonas del Ring tuvieran turnos estelares.

Hace unos años, cuando Princesa Sugehit perdió la máscara ante Zeuxis, los aficionados pedían que esa lucha encabezara el cartel de aniversario, y aunque no se logró, la luchadora consideró que ese fue el catalizador para lo que hoy viven.

 “Siento muy padre, fue un preámbulo para que las Amazonas seamos partícipes de luchas estrellas. Nos tocó ser ese preámbulo para que la afición pidiera a las mujeres, no se dio aquella vez, pero no nos importó, sabíamos que era nuestra lucha estrella, así fue para mí, para Zeuxis y para la afición.

A pesar de no ser la lucha estrella se peleó como si lo fuera. Son momentos que te da la lucha que debes aprenderlos y disfrutarlos. Es muy gratificante ser ese preámbulo para que la gente quisiera expresarse para ver a las Amazonas en combates estelares”, aseguró.

Princesa Sugehit consideró que al perder la máscara se había acabado todo, pero se dio cuenta que los fanáticos le mostraron mucho más su cariño.

 “No me lo esperaba, sinceramente, no me preparé para perder, lo hice para disfrutar lo mejor y que la afición lo disfrutara, era la fiesta grande, era algo histórico, no quedarle a deber a la afición; el propósito se logró, no se quedó a deber, me siguen mencionando y preguntando porque es historia de la lucha femenil, creo que nos ganamos mucho más el cariño de la afición, es algo que no tenía pensado, creí que ya no iba a ser lo mismo no tener la máscara”.

“No es lo mismo, era algo que me hacía sentir segura, con superpoderes, yo me ponía esa máscara y me transformaba, nunca imaginé que ahora mis superpoderes son otros”, relató.

 Acerca de las oportunidades en las luchas estelares de los últimos meses, Sugehit recordó lo complicado que fue conseguir que las puertas se abrieran de esta manera en la empresa de la colonia Doctores.

“Nos peleábamos el lugar con luchas muy fuertes, queríamos matarnos para ganar un lugar y que voltearán a ver y lo logramos. Imagínate el apoyo que se nos está dando, lo que se siente vivir desde hace 16 años y seguir viviéndolo es muy gratificante lo que se está viendo reflejado, se buscaban luchas estelares y hoy nos la están brindando es una lucha muy amena para las Amazonas”, dijo.

Acerca del Grand Prix Internacional, Princesa Sugehit mencionó que la intención es que el trofeo se quede en México.

“Obviamente, del grupo de enfrente, tenemos que atacarlo para que ese trofeo se quede en México, es el primer Grand Prix y debemos hacer historia, de manera personal estamos mentalizadas a que ninguna rival es fácil, quieren venir a ganarse un lugar y aprender, cualquier rival va a ser difícil, no sería gratificante que se fuera con una extranjera”, cerró.

Su edad le impidió firmar con WWE

Princesa Sugehit participó en el torneo Mae Young Classic de WWE y dejó buen sabor entre los directivos de la empresa y los aficionados; sin embargo, no pudo quedarse por más tiempo debido a su edad, algo que la luchadora no lamenta, sabe que su calidad quedó manifiesta al derrotar a una gran luchadora como Kay Lee Rae. 

Solamente firmé un contrato de tres meses, mi edad ya no era la favorable, pero lo gratificante fue el desempeño que tuve ante las rivales, la afición de Estados Unidos me aplaudió, fui muy bien recibida, no quedé a deber, pero sabemos que la empresa busca chicas más jóvenes para experimentarlas por más años, ya no me favoreció la edad para quedarme con ellos”, expresó.

 Consideró que los tres meses que estuvo en Estados Unidos fueron de mucho aprendizaje, incluso aceptó que ella ya visualizaba la gran carrera de Kay Lee Rae en el imperio McMahon.

“Todo el proceso que ellos manejan es un aprendizaje muy productivo, la manera en que lo manejan es algo que me dejó bastante y enfrentar a la ex campeona. Desde que la enfrenté supe que ella tenía muchas bases y conocimientos para quedarse y tener un campeonato, al terminar, nuestra lucha fue muy felicitada por Triple H, los réferis, compañeros y muchas personas tras vestidores”, compartió.

Cuestionada sobre la posibilidad de entrenar luchadoras en el Performance Center de WWE, aceptó que le gustaría tener la oportunidad si la compañía estadounidense considera que ella es la persona adecuada para compartir su talento.

 “Claro que sí, la verdad he aprendido y he tenido muchos viajes por diferentes países, en su momento he tenido la escuela de Japón, México y Estados Unidos. Si me dan una oportunidad y ellos creen que tengo el conocimiento para eso, con gusto lo haría”, cerró. 

“Mi familia decía que era un deporte de machos”

El enamoramiento entre Princesa Sugehit y la lucha libre fue algo fortuito. Ella nunca fue aficionada, pero al ver el deporte por primera vez quedó cautivada y comenzó a entrenar; sin embargo, el reto fue complicado porque en su casa veían esta disciplina como un “deporte de machos”, compartió.

 “No tenía conocimiento de la lucha libre, no fui aficionada ni nada de eso. Una ocasión pasé por mi cuadra y los vecinos estaban afuera, sacaron su televisión, estaban viendo lucha libre, volteé a ver y eran mujeres luchadoras del norte de la República y me llamó la atención. Desde ahí me entró la espinita, me era difícil porque era muy adolescente, era difícil que entendieran ese deporte de machos en casa”, explicó (con información de Yael Rueda). 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *