Una de las personas más emblemáticas del entretenimiento mexicano es Edson Zúñiga, el hombre detrás del personaje de El Compayito y quien se ha hecho acreedor a múltiples críticas y halagos por el estilo de sus bromas y particulares albures.

El Compaye se incorporó a Televisa Deportes en el verano de 2002 para empezar a hacer contraparte al entretenimiento que presentaba TV Azteca con Andrés Bustamante y Víctor Trujillo, por lo que en sus hombros cayó gran parte del peso creativo para atraer audiencia, algo que fue bien retribuido económicamente en su momento.

A pesar de que estuvo enrolado en la empresa de Chapultepec durante 17 años, ni las participaciones en cinco Copas del Mundo le permitieron descansar durante la pandemia provocada por COVID-19, pues como ya no estaba en la nómina de ninguna televisora. Tuvo que buscar alternativas para generar nuevos ingresos monetarios. México)

Así lo reveló en la última entrevista donde estuvo invitado, pues apareció dentro del programa Miembros Al Aire de Unicable, donde admitió la manera en que le impactó la pandemia, pues además de su salida de Televisa, tampoco pudo continuar con sus presentaciones en vivo, donde interpreta a su otro personaje icónico, El Norteño.

“¿Empezaste a vender pasteles o no sé qué?”, preguntó Yordi Rosado, uno de los conductores del programa, a Zúñiga, quien de inmediato replicó: “Es que no había opción. Postres, realmente postres (eran lo que vendía)”.

Para sorpresa de los presentes, quienes no sabían si se trataba de una broma o si era un comentario serio, Edson Zúñiga comenzó a ahondar en cómo vivió el momento más crítico del confinamiento, pues estuvo acompañado de su esposa, quien le ayudó en la preparación de los alimentos.

Ante esta declaración inesperada, Jorge el Burro Van Rankin le preguntó directamente si se trataba de una broma, a lo que Zúñiga respondió: “Te lo juro. Lo hice más como ingreso (que como terapia)”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *