BAKERSFIELD, CA – El Departamento de Servicios de Salud Pública del Condado de Kern anunció que a los hogares de ancianos les ha ido mejor en la pandemia después de que se implementaron nuevos procedimientos y protocolos de seguridad.

Kern Public Health proporcionó la actualización en la reunión de la Junta de Supervisores del Condado de Kern del martes. Jared Leavitt de Aspire Healthcare Counseling dijo que las muertes en hogares de ancianos han disminuido con el tiempo durante la pandemia de COVID-19.

“En comparación con la primera ola, el porcentaje de residentes hospitalizados se redujo drásticamente en relación con la población general”, dijo Leavitt. “Las muertes en hogares de ancianos disminuyeron con el tiempo en el curso de la pandemia, y ese no fue el caso en la población general”.

Algunas de las razones de la mejora incluyen un aumento en la disponibilidad de equipos de protección personal, capacitación, más pruebas de COVID-19 y esfuerzos efectivos de vacunación, según Kern Public Health.

Al principio de la pandemia, los hogares de ancianos se vieron muy afectados por COVID-19,  con casos positivos y muertes. Durante el primer brote, el entonces director de salud pública de Kern, Matt Constantine,  dijo que  “los procedimientos básicos de control de enfermedades no se estaban aplicando”.