La vicepresidenta Kamala Harris habló repetidamente sobre luchar contra las “causas fundamentales” de la inmigración, la cual ha alcanzado niveles récord en la actualidad, sin embargo, señaló que es poco probable que sus esfuerzos alivien la crisis fronteriza entre Estados Unidos y México “de la noche a la mañana”.

Harris abordó el tema de la migración, después de que sus críticos la reprendieron por no centrarse más en el tema desde que el presidente Joe Biden la nombró el año pasado para atender el problema.

Final del formulario

La cantidad de arrestos ilegales por cruzar la frontera aumentó desde que Harris asumió el cargo.

En el año fiscal 2021, que finalizó en septiembre, hubo más de 1,7 millones de arrestos en la frontera, la mayor cantidad desde al menos 1986.

“La estrategia de causas raíz siempre ha sido clara y nosotros lo tenemos claro. El trabajo que tenemos que hacer va a ser un trabajo que se manifestará durante un largo período de tiempo. Esperemos que no mucho, pero ciertamente no de la noche a la mañana”, dijo Harris a los periodistas durante el viaje para asistir a la toma de posesión de la presidenta hondureña, Xiomara Castro.

“Los problemas que debemos abordar son problemas que no ocurrieron de la noche a la mañana y las soluciones, si van a tener algún impacto, no ocurrirán de la noche a la mañana”.