El jefe del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ordenó a sus agentes que tomen varias medidas para proteger los derechos de los padres y de sus hijos en los casos de los inmigrantes detenidos con hijos menores de edad o incapacitados.

La directiva, emitida por el director interino de ICE, Tae Johnson, creó un nuevo requisito para que los agentes de deportación de ICE pregunten a los inmigrantes si son los padres o tutores legales de niños menores de edad o incapacitados, y que registren esos casos en una base de datos de la agencia.

ICE regula así la posible separación de familias de inmigrantes, causada por la detención de padres inmigrantes con menores de edad o incapacitados.

Cuando se identifican tales casos durante los arrestos de inmigración, dice el memorando, los agentes de ICE deben determinar si los padres pueden hacer arreglos para que otra persona cuide a sus hijos mientras permanecen bajo la custodia del gobierno.

Si los padres no pueden hacer esos arreglos, o si hay preocupaciones de abuso en torno al posible cuidador, los agentes de ICE deben pedirle a una agencia local de bienestar infantil o de aplicación de la ley que tome la custodia de los niños.

ICE debe permanecer con los padres arrestados en el lugar del arresto hasta que el cuidador o la agencia local de bienestar infantil o del orden público pueda recoger a los niños.