Cada vez son más los movimientos entre familias mixtas y defensores de inmigrantes que se disponen a condicionar su voto para el Congreso y otros puestos de elección, a fin de presionar a los candidatos un compromiso migratorio serio, como es el caso de jóvenes que exigen mejores condiciones para la gente con Estatus de Protección Temporal (TPS).

Jóvenes votantes de familias de estatus mixto se pronunciarán en el marco de las elecciones del próximo noviembre en Estados Unidos“, indicó la organización Alianza Américas. “Enfatizaron que ven las elecciones intermedias como una prueba de fuego para los candidatos: ¿los que se postulan para el cargo se pronunciarán por políticas que mantengan unidas a las familias inmigrantes y que garanticen la dignidad, la igualdad y la seguridad de las comunidades?”.

Se trata de una campaña del 10 al 20 de septiembre, en la que Alianza Americas –una red de 58 organizaciones de base ubicadas en 18 estados de Estados Unidos– a través de una docena de acciones en diez ciudades de EE.UU. y El Salvador.

“Como parte de la campaña, votantes primerizos, que son hijos de padres con TPS o hijos de padres indocumentados, están exigiendo la acción de los legisladores para aprobar una legislación que traiga igualdad, protección y mantenga a sus familias unidas”, se adelantó.

Esta campaña se enfoca más a funcionarios para puestos de elección local o estatal, aunque podría tener eco a nivel federal.