A un año de haber sido desahuciada por los médicos, la Alcaldesa de la californiana ciudad de Arvin, en el Condado de Kern, doña Olivia de Trujillo, celebró con una cena navideña la oportunidad de vivir para servir a la ciudad.

   Los invitados a la celebración fueron los ciudadanos Arvinenses que, con delicioso champurrado entraron en calor para dejar afuera del edificio de veteranos los 50 grados Fahrenheit de anochecer.

   “Quiero agradecer por la vida, por las oraciones de ustedes y por el apoyo de miembros eclesiásticos que han hecho posible esta fiesta de Navidad y gratitud,” dijo la funcionaria mientras sonreía con regocijo al presidir la fiesta.

   La cena de pavo y otras deliciosas viandas no se hizo esperar y uno a uno aparecieron importantes anuncios e invitados especiales entre los que figuraron Santa Claus con su vistoso traje rojo, su cabellera y barbas blancas, dispuesto a fotografiarse con niños y otros invitados.

   También se hizo presente el Administrador de la ciudad, Jeff Jones quien ofreció estar atento a las necesidades pertinentes al desarrollo urbanístico y de desarrollo social para los pobladores.

   Otra agradable sorpresa fue la presencia de la Dra. Jasmeet Bains, recientemente electa como miembro estatal de la Asamblea por el distrito 35, quien manifestó su especial cariño por Arvin.  

   La Jefe edilicia bailó y saludó con alegría a los invitados. Entre sus más notorios anuncios estuvo la actual gestión por traer a la ciudad de Arvin, una extensión del Colegio de Bakersfield y apoyar así a la juventud estudiosa aquí mismo en la ciudad.

   La fiesta culminó con la participación de la pastora, Angie Vásquez de la Iglesia FARO, para la rifa gratuita de dinero, una bicicleta y un carro para niños quienes, iluminaron el lugar con sonrisas infantiles.