Miami, 6 nov (EFEUSA).- La comunidad de San Diego dio hoy un último adiós al icono chicano y músico Ramón “Chunky” Sánchez en una emotiva celebración de vida realizada ante de cientos de personas que se dieron cita en el histórico Parque Chicano.

Esta despedida formó parte de una serie de eventos a lo largo del fin de semana que rindieron homenaje a uno de los líderes latinos más reconocidos en el sur de California, quien falleció el pasado 28 de octubre, dos días antes de cumplir los 65 años.

El legado de Sánchez fue recordado con música y danza en el mismo parque “bajo el puente” al que le compuso la canción “Chicano Park Samba”, la cual narra la lucha de la comunidad por contar con un espacio para “reunirse los domingos en la tarde y celebrar el espíritu de la vida misma”.

Sánchez fue uno de los cientos de activistas que en 1970 se opusieron a la construcción de una estación de la Patrulla de Caminos de California en aquel parque, en un movimiento que logró salvar el sitio que ahora se encuentra dentro del Registro Nacional de Lugares Históricos en vísperas de ser nombrado Sitio Histórico Nacional.

Los artistas del parque han reconocido la voz de Sánchez y su imagen se encuentra inmortalizada en uno de sus decenas de murales, en el que ahora, miembros de la comunidad de Barrio Logan han dejado flores y velas en su memoria.

“Él siempre estará con nosotros porque siempre estará en nuestro corazón, en nuestra mente y siempre estará en el Parque Chicano”, señaló Tommie Camarillo, presidenta del Comité del Parque Chicano y una de sus amigas más cercanas.

Ramón Sánchez inició en el activismo social desde joven, época en la que luchó junto al líder defensor de los derechos de los trabajadores, César Chávez.

A través de la música, Chunky llevaba mensajes de justicia social desde en las diferentes movilizaciones a las que asistió durante su vida hasta los salones de clases en donde platicaba con niños y jóvenes. Inclusive, uno de los auditorios de la escuela King Chavez del vecindario de Logan Heights -mayormente hispano- lleva su nombre.

“Cada que escuchen su música pensemos en las vidas que impactó”, señaló su ahijada Marisol Rerucha.

Sánchez despertó su curiosidad por la música mexicana desde niño, algo que aprendió de su madre y tío. En su adolescencia, el hijo de inmigrantes mexicanos inició en La Rondalla Amerindia de Aztlán y posteriormente, fundó junto a su hermano el grupo Los Alacranes.

Christian Ramírez, activista del grupo Alliance San Diego y amigo de “Chunky” y su familia, señala que la música del fallecido líder siempre formará parte de la historia del movimiento chicano tanto en San Diego como en el resto del país.

“Sus canciones y su compromiso hacia la cultura, deja un legado histórico y cultural importantísimo para nuestra región en momentos en la cual nuestra identidad como pueblo, nuestra cultura está bajo acecho”, refirió Christian Ramírez, activista del grupo Alliance San Diego.

“Chunky es una de esas figuras gigantes que por medio de la música lograron transmitir el dolor, la lucha y el sentir de la comunidad chicana, mexicana y fronteriza”. EFEUSA

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *