ABEL TOLEDO VILLA, de 35 años de edad, y ciudadano mexicano, fue condenado la semana pasada por el Juez Lawrence J. O’Neill a cinco años de formal prisión, dijo el sub procurador americano Phillip A Talbert.

     Toledo se declaró culpable en mayo al conspirar para la fabricación, distribución y posesión con la intención de distribuir 3,850 plantas de marihuana que cosechaba en los terrenos del Parque Nacional Sequoia ubicado en el Condado de Kern.  Cuando oficiales catearon el lugar de cosecha, encontraron a Toledo viviendo en el interior de un vehículo que contenía ocho (8) libras de marihuana procesada, un rifle, abono, y 106 cartuchos.

     Durante su cateo y operativo de rastreo, oficiales encontraron que Toledo había cortado varios árboles, tirado basura, botellas vacías de productos químicos, y millas de pipa de plástico para irrigación. Durante el curso de su operación, Toledo causó daños a terrenos públicos y a los recursos naturales en la cantidad de $5,233.  Durante su sentencia, el juez O’Neill ordenó que Toledo pagase una multa hacia el Servicio Forestal de EEUUA en su totalidad.

     Este caso fue el producto de una investigación entre el Servicio Forestal de EEUUA, Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), el departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI),  la Campaña en Contra del Cultivo de la Marihuana del Departamento de Justicia de California (CAMP), Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, la Oficina del Comisario del Condado de Kern, La Oficina del Comisario del Condado de Riverside, el Departamento de Policía de Fontana y Victorville.

     La subprocuradora Karen Escobar presidió el caso.

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *