Dos casos de horrendas violaciones causaron la indignación y cólera del público por  reportes de que quienes  las presenciaron no ayudaron a las víctimas.  En el primer caso, una niña de 15 años fue violada, golpeada y robada por al menos 7 hombres.  El ataque continuó por más de 2 horas.  Se dijo que más de una docena de testigos pasaron por el lugar y no hicieron nada para ayudar.  En el segundo caso, una mujer de 26 años fue violada en una calle pública a plena luz del día mientras dos carros pasaron por el lugar y observaron el ataque pero no hicieron nada para ayudar a la víctima.  Ella dijo que gritó pidiendo ayuda y que varios conductores vieron el ataque. 

Finalmente alguien llamó a la policía.  Como resultado de estos y muchos otros casos, el público  se pregunta si por la pasividad y falta de auxilio se puede castigar a los testigos ya sea bajo las leyes civiles o criminales.

La ley americana generalmente no impone a los testigos el deber de rescatar o asistir a alguien en peligro a menos que esos mismos testigos hayan creado la condición de peligro.  Puede existir un deber legal de ayudar a alguien cuando hay una relación especial con la víctima. 

Los padres y las personas que tienen una relación de cuido de niños, como personal de escuelas y nanas, sí tienen un deber legal de rescatarlos de algún daño.  Otras relaciones que crean un deber legal incluyen: Trabajadores de servicios de Emergencia como policías y personal médico hacia los miembros del público, los servicios de transporte público comunes como trenes, aviones, buses y taxis hacia sus pasajeros, los patrones hacia sus empleados y los cónyuges el uno hacia el otro.  Los estados de Florida, Massachusetts, Minnesota, Ohio, Rhode Island, Vermont, Washington y Wisconsin sí tienen leyes que imponen el deber de rescatar a extraños en peligro pero raramente son aplicadas.  Llamar a la policía por ayuda usualmente satisface el requerimiento de asistir a las víctimas. 

Las personas que toman a su cargo rescatar a alguien en peligro deben hacerlo con un cuidado razonable y en algunos estados ellos mismos pueden ser considerados responsables por lesiones o muerte ocurrida por la negligencia en el intento de rescate.  La mayoría de estados disponen inmunidad de responsabilidad, especialmente para los trabajadores de emergencia. Y, nunca se le requiere a alguien poner en peligro su salud, o la vida para rescatar a alguien más.  

Un Juez de California dijo “No es apropiado que el gobierno obligue a las personas a ser benevolentes.  Legalmente no puede obligarse a las personas a ceder parte de su libertad para beneficiar a otro, no importa que tan poco sea el sacrificio o que grande sea el beneficio. Debe ser un deber moral, pero esa decisión se deja a la consciencia de cada persona.” 

Mientras la ley Americana no impone como deber el rescate de alguien, muchos países sí lo hacen como Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Rusia, España y otros.  En Francia, los fotógrafos que estaban en la escena del accidente automovilístico que mató a la Princesa Diana estuvieron en peligro de enjuiciamiento por el crimen de “deliberadamente no haberle dado asistencia a una persona en peligro.”  De haber sido encontrados culpables, podrían haber sido enviado a prisión hasta por 5 años y multados con hasta 100,000 Euros ($137,000.00 dólares de EE.UU.).

Sin leyes de “Rescate Obligado”, las víctimas solo pueden esperar que los testigos harán lo que moralmente es correcto y les ayuden. ¡NO SE DEJE! ®

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *