BAKERSFIELD, CA –  El pasado miércoles, 21 de febrero, fue sentenciada Sabrina Limón a una condena de 25 años a cadena perpetua por tomar parte en el asesinato de su esposo, Robert Limón, mientras estaba en su trabajo en una base de trenes en la comunidad de Tehachapi en el 2014.

      El juez, John L. Brownlee, se negó la propuesta de la defensa a que se volverá a hacer un juicio para Limón después de haber oído a ambos Sharon Beth Marshal, la nueva abogada de Limón, y el fiscal Eric Smith.

       Marshall ayudó a Limón a que presentara la nueva moción pidiendo un nuevo juicio, después de decir que su cliente no tuvo un juicio adecuado bajo se previó abogado, Richard Terry.

       “¿Qué otro abogado defensor hubiera puesto a Limón a atestiguar?”, dijo Marshall, al pedir que se hiciera un nuevo juicio.

       Marshall contiende que Jonathan Hearn, ex amante de Limón y el testigo principal de la fiscalía, es un mentiroso que hubiese dicho cualquier cosa para tener una sentencia reducida.

      El Fiscal Terry Smith habló después de Marshall defendiendo a Richard Terry y su caso.

      Después de que el juez negara la petición de la defensa, se oyeron los comentarios de la familia de Robert Limón. “Tenemos fe de que el sistema judiciario ha ganado” dijo Chris Wilson en lágrimas. Su otra hermana Lydia Marrero, dijo que no existe el tiempo suficiente que Sabrina pase en prisión que pueda devolverle a su hermano, mientras sollozaba en frente de la corte y los espectadores.

       No importando la sentencia dada por el Juez, la abogada Sharon Beth Marshall dijo que no tenía el optimismo de que su cliente tenga la posibilidad de tener libertad condicional o que vea afuera de las paredes de su celda.

      Al término de la sentencia, Marshall dijo que todavía no había terminado, prometiendo de que llevaría el caso a la Suprema Corte de Justicia del Estado de California a apelar, diciendo que el previo abogado de Limón, Richard Terry, fallo de formalmente preparar a su cliente antes de que tomara el estrado.

         Mientras que ambos, Limón y Hearn están en prisión por lo menos 25 años cada uno, los hijos de Limón, Robby y Leanne, quienes son víctimas inocentes de esta tragedia, escribieron cartas dirigidas al juez Brownlee pidiéndole que le diera la libertad condicional a su madre, en vez de mandarla a prisión.

      “Mi mamá es una de las mejores personas que conozco, Ella es amorosa, ama a Dios. Ella amaba a mi papá y hacíamos todo juntos”, dijo Robby en su carta. “Yo necesito a mi mamá en mi vida… haría lo posible para llevármela a casa, por favor ayúdeme a que esto se pueda realizar”.

      Tan conmovido estuvo el juez Brownlee por las cartas escritas por los menores, pero él no pudo reducir la sentencia, dijo él.

      En una breve oratoria hacia ambas familias, el Juez Brownlee les pidió que se unificaran y que no hicieran de los niños unas víctimas. El juez pidió que ambas partes dejaran sus diferencias y se enfocaran en la salud y bienestar de los menores.  No importando lo que dijo el juez, ambos lados de la familia salieron de la corte como agua y vinagre. La familia de Robert Limón junto con sus seguidores salió por la puerta trasera del edificio, mientras que la familia de Sabrina se juntó junto a los escalones de la corte.

    

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *