BAKERSFIELD, CA – Como parte de su campaña para educar a la población sobre la importancia del Censo, la Fundación Dolores Huerta, llevó a cabo una reunión informativa a ciudadanos de Bakersfield. Especialmente enfocándose en las áreas del Condado de Kern que son mucho más difíciles de contar, tales como Fairfax, parte de Oleander, Benton Park, Lakeview, Virginia Ave, Old Town Kern, Belle Terrace, Southgate, Casaloma y Wible Orchard.

     Organizadores hablaron sobre las metas del Censo y sobre todo su importancia. Cada persona es el equivalente a $20,000 para nuestra ciudad; es decir, una familia de cinco personas tiene el equivalente a $100,000 que no podríamos tener para nuestra comunidad si es que no participan en el censo.

     El Censo determinará como $675 billones de fondos federales serán distribuidos a comunidades a través de la nación, cada persona contada asegura $20,000 sobre 10 años para sus escuelas, centros de salud, vivienda y programas comunitarios. Al mismo tiempo, al ser contado también asegura un gobierno con representación a igual para todos.

     Un coteo erróneo o no completo puede determinar varios problemas a ustedes o a sus familiares y muchos pueden correr el riesgo de perder sus recursos valorados.

     “Nuestra primera meta es de reclutar para los trabajos que tenemos ahorita” comentó Carlos Guerrero, supervisor de operaciones para la oficina local del Censo2020. “Nuestra meta es de contar a todos una sola vez”.

     Guerrero agregó que entre las posiciones abiertas, se encuentran supervisores, trabajadores de oficina y enumeristas (las personas que van de casa en casa llenando la solicitud del censo).  Enumeristas son las personas que van de puerta en puerta y son las que hablan directamente con la gente que no ha llenado su formulario del censo y les ayudan a llenarlo. Esta posición paga $18.50 por empezar, la persona tiene que poder caminar y estar parada por mucho tiempo, tener 18 años de edad (mínimoº y ser ciudadano de los Estados Unidos y poder pasar una revisión de parte del FBI.  Guerrero agregó que se empieza con 20 horas a la semana, pero que es posible que la persona pueda llegar a trabajar las 40 horas por semana.

     “Uno de los trabajos más importantes es el de verificar todas las direcciones que existen en los EE. UU” comentó Guerrero.  “El gobierno tiene que distinguir entre las direcciones comerciales y residenciales y debe de contar por todas estas direcciones”,

      Muchos residentes hispanos no quieren proporcionar información por el miedo de que Inmigración tenga el poder de obtenerla y deportarlos.  Por eso, la oficina del Censo esta obligada por ley a proteger toda la información personal que recopile y a mantenerse en estricta confidencialidad. Es decir, la oficinal del Censo ¡¡NO PUEDE!! Darle información sobre usted, estado migratorio o demás a NADIE, con la excepción de las estadísticas del conteo. Cada empleado de esta organización toma un juramento para proteger su información personal de por vida, y sus respuestas no se pueden utilizar para fines de cumplimiento de la ley o para determinar su elegibilidad personal para beneficios gubernamentales. ¡NO HAY EXCEPCIONES! Ni el FBI, CIA, NSA, ICE, DHS o cualquier otra agencia federal puede tener acceso a esta información, si alguien que este empleado por el Censo rompe su promesa, es castigable por 5 años en un reclusorio federal y una multa de $250,000 por caso. Imaginense a una persona delatando a 10 personas, ese empleado ahora tiene que servir 50 años de prisión y pagar más de $2 millones en multas. Así que puede ir con calma a llenar su formulario y ser contado.

     La opinión de cómo llenar su boleta del censo es suya, puede hacerlo en la boleta, o por internet, por teléfono o en persona con el enumerador.

     Si desea saber más sobre el programa de protección de datos y privacidad de la Oficina del Censo visite www.census.gov/privacy.

      Para solicitar un trabajo con el Censo visita www.2020census.gov/jobs.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.