El pasado 16 de julio un hombre, identificado como Jerome Roberson , de 33 años y residente de la ciudad de Bakersfield, se declaró culpable enfrente de un magistrado federal del delito de destrucción de evidencia en un caso federal, anunció McGregor W. Scott, fiscal federal.

    De acuerdo con documentos de la corte, en el 2 de diciembre del 2019, Robertson estaba facilitando la empresa de sexotrabajadoras en Bakersfield por medio de su móvil y otros medios. Durante este tiempo, agentes federales estaban investigando a Roberson dado a su involucro con la pandilla Country Boy Crip en esta ciudad.  Al ser confrontado por agentes federales, Roberson tiró su móvil al suelo con tal fuerza que lo destrozó.

     El 17 de diciembre del mismo año, Roberson fue acusado de utilizar un dispositivo celular para facilitar la prostitución y obstruir justicia.

    Este caso es el producto de una investigación hecha por el Departamento de Investigaciones Federales (FBI) y el Departamento de Policía de Bakersfield. El fiscal, Thomas Newman esta procesando este caso.

    Roberson esta programado a ser sentenciado por el honorable Dale A Drozd, juez federal, el próximo 16 de octubre. Roberson se enfrenta a una cadena máxima de 20 años en un reclusorio federal y una multa de $250,000.  

    Leave a comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *