BAKERSFIELD, CA – ¿Usar una máscara o no usar una máscara? Es un debate que ha dividido a nuestro país. Sin embargo, las personas con asma y otras afecciones pulmonares crónicas dicen que la lucha es menos por una diferencia de opinión y más por la seguridad.

  Jo Law es uno de los más de 50,000 pacientes con asma en el condado de Kern; Ella dice que usar una máscara es casi imposible debido a su asma crónica y EPOC.

   “Se siente como si te estuvieras ahogando”, dijo Law. “Te sientes como un pez fuera del agua”.

   Carol Donati, una residente de Bakersfield que también tiene asma ha tenido una experiencia similar, incluso probó una docena de máscaras para ver si alguna le permite respirar.

   “Me siento como un pez fuera del agua”, dijo Donati. “Me obstruye la respiración, y después de unos cinco minutos, tengo que tirar de ella hacia abajo”.

   Según los CDC, tanto Donati como Law podrían ser elegibles para obtener una exención del mandato de máscara de California. Sin embargo, la neumóloga, Dra. Amy Mehta, dice que eso rara vez ocurre.

   “Tienen un riesgo mucho mayor de contraer una forma grave de COVID-19”, dijo el Dr. Mehta.

   Ella dice que el proceso para obtener una exención es bastante riguroso y se basa en la discreción de su médico.

   “Todavía dudaría en otorgarle a alguien una exención de máscara”, dijo Mehta, “solo porque corren el riesgo de contraer COVID-19”.

    Aquí en el condado de Kern, este problema se agudiza. Miles sufren de enfermedad pulmonar crónica y, como sabemos, la calidad del aire es rutinariamente pobre durante los meses de verano.

   Pero al mismo tiempo, hay personas que utilizan estas enfermedades y otras condiciones para no utilizar el cubrebocas. Un joven trabajador de Home Depot me contó que una señora embarazada iba a entrar a la tienda, cuando él le pidió de favor que se pusiera el cubrebocas. Ella le dijo que estaba embarazada y que ella y su bebé corrían el riesgo de muerte si la utilizaban, que en realidad no es verdad, ella es posible que tenga una dificultad de respirar al no estar acostumbrada a utilizar el cubrebocas, pero no corre el peligro de asfixia. Además, este es un mito, ya que el uso del cubrebocas no afecta la respiración ni el cuerpo, al contrario, te ayuda a no contagiarse.

   Bakersfield recibió una calificación F en numerosas categorías del Informe del Estado del Aire de la Asociación Americana del Pulmón 2020. Además, un estudio reciente de Harvard, afirma que las personas que han vivido durante décadas en el condado con niveles más altos de contaminación del aire tienen un 8% más de probabilidades de morir a causa de la enfermedad.

   “Esto no es seguro para las personas en esta condición utilicen cubrebocas”, dijo Law.

   Sin embargo, el Dr. Mehta dice que estas condiciones preexistentes son más una razón para permanecer cubierto o quedarse en casa.

    “Si no puede tolerar absolutamente el uso de una máscara por un período de tiempo prolongado, y su enfermedad pulmonar es grave, le recomiendo que se aísle en casa”, dijo Mehta.

   Para aquellos que sufren de enfermedad pulmonar crónica que no pueden auto aislarse, el Dr. Mehta sugiere que se comuniquen con su médico y busquen otras opciones como un cubrebocas.

   “Son excelentes, ahora puedo trabajar en ellos”, dijo Law. “No sudo y siento que me estoy sofocando. “

    Sin embargo, Mehta advierte que los protectores faciales de plástico “no son tan protectores como usar una máscara”.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.