Los Ángeles, 24 mar (EFE News).- La líder de los derechos civiles Dolores Huerta, residente de Bakersfield y el actor Mauricio Ochmann reforzaron este miércoles su apoyo a un proyecto de ley que intenta mejorar el acceso de pacientes terminales a la Ley de Opción de Fin de Vida en California.
   “Vi a mi madre morir de un cáncer terrible y doloroso, y ella sufrió mucho antes de morir”, dijo Huerta en un vídeo lanzado este miércoles en apoyo al proyecto SB 380.
   La reconocida activista pidió apoyo a los californianos para mantener la Ley de Opción de Fin de Vida en California, aprobada hace cinco años, y apoyar la nueva legislación que aceleraría el proceso para los pacientes cuyos médicos certifiquen que están cerca de la muerte y exigiría a los hospitales proporcionar información sobre la ley.
   La ley incluye una disposición que vencerá a finales de 2025, a menos de que se apruebe una nueva norma al respecto.
   Casi 2.000 californianos con enfermedades terminales utilizaron la Ley de Opción para recibir recetas de dosis letales durante los primeros tres años y medio de aplicación de la ley, según datos del Departamento de Salud Pública de California. Al menos 1.283 de ellos ingirieron medicamentos para acelerar su muerte durante ese periodo.
   Pero muchos otros pacientes con enfermedades terminales no han podido obtener dichos medicamentos antes de su muerte.
   El proyecto SB 380, presentado por la senadora estatal Susan Talamantes Eggman, eliminaría los ob stáculos reglamentarios al acceso de la Ley de Opción, que concluiría en 2025, y que impiden o evitan que cientos de californianos con enfermedades terminales que reúnen los requisitos puedan utilizar la ayuda médica para morir.
   Ochmann resaltó que “no podemos permitir que la Ley de Opción de Fin de Vida de California tenga vencimiento para finales de 2025”.
   “Debemos mantener esta ley compasiva para los californianos con enfermedades terminales, incluyendo a los latinos y a los que viven en las comunidades desatendidas, para que no tengan que sufrir al final de sus vidas”, añadió.
   Un estudio hecho por Kaiser Permanente Southern California muestra que una tercera parte de los adultos con enfermedades terminales que solicitan el uso de la Ley de Opción mueren antes de completar el proceso, que requiere mucho tiempo de espera.
   Dicho proceso incluye un periodo de espera de 15 días y, a menudo, tarda semanas o meses en finalizarse. EFE News

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *