El programa Housing for the Harvest está de vuelta en Kern y se ha ampliado para incluir asistencia financiera para los trabajadores agrícolas y de procesamiento de alimentos que han estado expuestos al COVID-19 y necesitan autoaislarse en casa.

   Aquellos que puedan aislarse en casa recibirán $500 para aliviar su carga financiera de falta de trabajo, cheques de bienestar y servicios envolventes.

   “Este es un grupo de personas que han sido afectadas desproporcionadamente por COVID-19”, dijo James Burger, coordinador de divulgación y promoción de la Asociación de Acción Comunitaria de Kern. “Son trabajadores esenciales para nuestra economía”.

   Continuó: “Cualquier cosa que podamos hacer para crear estos espacios seguros es fundamental”.

   El programa se implementó por primera vez en el estado de California a mediados de 2020 con la esperanza de proporcionar asistencia a los trabajadores agrícolas; sin embargo, los trabajadores de todo el estado no participaron en el programa, según Burger.

   A pesar de los grandes impulsos para promover el programa, sólo ocho trabajadores agrícolas en Kern aprovecharon el programa desde que se implementó a mediados de 2020 a diciembre de 2020. Burger dice que es porque el programa originalmente pedía que los trabajadores se aislaran en los hoteles.

   “Nuestra experiencia fue que es difícil pedirle a alguien que se aleje completamente de todo en su vida y entre en una habitación de hotel y se aísle para ese período”, dijo Burger.

   Es por ello por lo que el estado ha decidido ajustar el programa para permitir que los trabajadores se aíslen en sus hogares; sin embargo, el programa continuará brindando opciones de vivienda hotelera temporal para que los trabajadores agrícolas se autoaíslen si han sido expuestos o han dado positivo por COVID-19 y no pueden autoaislarse adecuadamente en casa.

   Los trabajadores que decidan aislarse en una habitación de hotel recibirán $1,000 en asistencia financiera, tres comidas al día y cheques diarios de bienestar.

   Los candidatos elegibles deben ser residentes del Condado de Kern; debe trabajar en la elaboración de alimentos o la agricultura en Kern; debe haber dado positivo para COVID-19 o haber sido expuesto y se le ha pedido que se autoaisle.

   A aquellos que califiquen no se les pedirá su estatus migratorio.

   Las personas pueden llamar al 2-1-1 para iniciar el proceso. La elegibilidad se determina por teléfono y los documentos pueden enviarse a través de un mensaje de texto.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *